10 tipos del sexo…¡ Que tienes que probar alguna vez en tu vida!

10 tipos del sexo…¡ Que tienes que probar alguna vez en tu vida!

Karezza, acuático, quickie, gourmet, outdoor… ¿Qué es todo eso? Si quieres evitar que la rutina te apague, nada como innovar en prácticas, lugares y posiciones para mejorar los encuentros. Revisa la lista preparada por técnicas de masturbación y descubre otras formas de gozar.

TIPO 1: SEXO KAREZZA.

 

Es una técnica que permite recuperar la pasión y el erotismo evitando llegar al clímax. Se basa en encuentros físicos prolongados en los que todo vale para encontrar satisfacción… Excepto el orgasmo. Todo sobre la técnica del amor que se impone en el mundo.
¿El fin justifica los medios? No siempre. O no, por lo menos, a la hora de practicar sexo Karezza, la nueva tendencia que se impone a la hora del encuentro erótico. El término proviene del italiano “carezza”, que significa caricia. Y de eso se trata: de tener relaciones de una forma cariñosa y suave privilegiando el placer por sobre el clímax. Para ponerlo en práctica, sonríe manteniendo el contacto visual, miralo fijamente a los ojos lo más posible, sincronicen la respiración, agárrense y tóquense mutuamente (por lo menos veinte minutos), coloca suavemente la mano en sus genitales, emite sonidos de satisfacción o placer (pero no palabras), acaricia, abraza, masajea y pon el oído en la zona del corazón de tu pareja para escuchar sus latidos.


Tips para ponerlo en práctica
-Sonreí manteniendo el contacto visual.
-Mírense fijamente a los ojos lo más posible.
-Sincronicen la respiración.
-Agárrense y tóquense mutuamente, por lo menos veinte minutos.
-Colocár suavemente la mano en los genitales de tu pareja.
-Emití sonidos de satisfacción o placer, pero no palabras.
-Acariciar, abrazar y masajear. Con aceites y cremas, mejor.
-Ponér el oído en la zona del corazón de tu pareja y escuchá sus latidos.
Un “Viagra” natural: ventajas y beneficios
Los sexólogos sostienen que este método es muy útil ya que ayuda a las parejas a re-descubrir sus matrimonios, a inyectar una dosis de pasión a su vida sexual e, incluso, a resolver problemas generados disfunción eréctil.
A diferencia de lo que se puede pensar, “las personas más interesadas son hombres. Es muy radical para ellos, pero encuentran una intimidad emocional mucho mayor que las emociones de la caza o mentalidad de apareamiento”, le dijo la consejera Deb Feintech a ABC News. Y agregó: “este método no es solo útil para parejas de mediana edad que luchan contra el aburrimiento de un largo matrimonio, sino también para parejas jóvenes recién casadas”.

Caricias, masajes, sexo oral y ganas de reencontrarse. Toda una técnica “New Age” en el momento del placer y el erotismo que propone no alcanzar nunca el clímax. ¿El Karezza es el sexo del siglo XXI? ¿Practicas o practicarías este método anti-orgasmo?

TIPO 2: SEXO QUICKIE.

  Es un “rápidito”, sin preparativos y con la ropa semi puesta. ¿El lugar? Para las parejas más clásicas, las distintas habitaciones de la casa, el auto o el baño de un bar. Si son más arriesgados, las posibilidades aumentan: el ascensor, las escaleras o los pasillos del edificio, la última fila del cine y, el mejor de todos, el probador de un local de ropa. ¿El momento? Como corresponde, cuanto menos planeado más efectivo. ¿Las reglas? Discreción por sobre todas las cosas: acá no valen los jadeos, los gemidos o los gritos. Disfruta en silencio, es parte del encanto.

Hay quienes opinan que un buen rápidito tiene que ser furtivo, además de rápido. Para muchos, la posibilidad de ser atrapados “in fraganti”, en pleno acto, añade una dosis inmensa de adrenalina, excitación y placer. La sola idea de hacerlo en la penumbra de un lugar público, en el balcón o a escondidas en una habitación durante una reunión familiar, puede excitar a más de uno. Por eso, un buen rápidito animará tu vida sexual y traerá a tu cuerpo y mente la excitación de las primeras experiencias sexuales. Refrescará tu relación, ya sea una reciente o una relación de muchos años.

Sin embargo, si tu temperamento no se excita con la idea del riesgo, todavía puedes disfrutar de esta técnica. Sin el peligro de quedar expuesto, puede correr por tus venas el vértigo y aceleración de un buen rápidito. Por ejemplo, tu pareja puede estar tranquilamente leyendo un libro recostada en el sofá, y tú le puedes decir lo siguiente mientras le agarras de pronto por la mano y le miras insinuantemente a los ojos: “Ven vamos, tenemos que apurarnos, esto es una emergencia!”. Luego, la halas con pasión y vehemencia hacia la pared, el suelo o corres con ella hacia otro lugar de la casa, sin más preámbulos. Esta estrategia funciona mejor si la química y la atracción entre la pareja se encuentra aún en sus niveles altos.

 Para una pareja que esté más consolidada, el elemento sorpresa puede resultar muy afrodisíaco. Imagina que ambos se están preparando para asistir a una reunión social. Tienen el tiempo justo para arreglarse y salir, pero tú ya tienes otras ideas más eróticas en mente y no le has dicho nada. Vístete primero y termina unos 10 minutos antes de la salida. Cuando él o ella haya terminado de arreglarse, tu estarás esperando impaciente en la puerta, como si tu máxima preocupación fuera llegar a tiempo al evento. Justo antes de cerrar la puerta e irse, tú agarrarás a tu pareja con intenso deseo y mirándola con complicidad le dirás: “Estás taaaan atractiva/o… que esperen 10 minutos más…”. Con seguridad tu invitación será muy bien recibida y tu pareja se sentirá halagada y deseada. Después, al llegar a la reunión irradiarán un magnetismo que será indescifrable para quienes ignoran lo que sucedió.
 
 

A tomar en cuenta para los rápiditos: 
Un rápidito es un encuentro sexual breve y espontáneo. Es sexo rápido y carnal. Puede tratarse de sexo con penetración o de sexo oral. No se realizan preliminares, ya que la fuerte excitación lleva a la pareja a ir directamente a la estimulación de los genitales.
Muy probablemente, las mujeres no podrán alcanzar un orgasmo con un rápidito (aunque nunca se sabe), y algunos hombres tampoco. No hagas del orgasmo una meta durante un rápidito.
Las posiciones sexuales más recomendables son las posturas de pie, porque transmiten mejor la premura y urgencia de unir los cuerpos. Recurre a posiciones donde la mujer pueda apoyarse en una pared, o sostener una de sus piernas en una silla o mesa. Esto evitará que el hombre sostenga todo el peso de su compañera.
Las personas muy controladas, organizadas y pulcras pueden ser más difíciles de “seducir”. No obstante, nunca descartes la opción de un buen rápidito por esto. Si te aceptan la invitación, genial. Si no, procura no tomarlo como un rechazo personal. Mantén el ánimo de jugar y divertirte. Y tampoco nunca te des por vencido.

TIPO 3: SEXO ACUÁTICO.

 “El baño es un complemento ideal en la pareja. Los sexólogos recomiendan este juego para darle primacía al erotismo”. Puede ser de inmersión (ideal para hacerse caricias, porque los músculos logran relajarse y la textura de la piel está suave al tacto) o en la ducha (en muchos sex shop venden agarres que se colocan en la pared para facilitar las posturas sexuales) . “Es delicado colocar el preservativo en ese momento”.Por eso, recomiendo extremar los cuidados.

Placer refrescante En verano la libido se enciende y el agua puede ser el mejor lugar para apagar la pasión. Pero cuidado, sobre todo si se trata de una aventura pasajera. En el mar, en la piscina o en un jacuzzi, no te olvides de los mandamientos del sexo acuático. Las mejores posturas Pese a la inestabilidad, el agua te proporcionará muchas posibilidades para jugar y probar nuevas posturas, sobre todo de pie. Ahora te sentirás como pluma, él te moverá con mucha más facilidad e incluso tú podrás cogerle a él. Si tienes piscina privada, te recomendamos leer el  Kamasutra de técnicas de masturbación y un buen set de juguetes eróticos y pasarte el verano practicando.
No sin protección
Por muy guapo que sea, por mucho que te ponga a cien, por muchas copas que te hayas bebido, por muchas ganas incontenibles que tengas de sexo, no lo hagas sin protección. No le conoces de nada, no sabes nada sobre su pasado sexual y, aunque le conozcas, si no es tu pareja habitual, usa protección. Psst. Debe ponerse el preservativo antes de entrar en el agua, así que procura que la pasión los sorprenda en la orilla, el borde de la piscina o la bañera.Lubricante
Aunque parezca contradictorio, el agua puede secar tu vagina y hacer la penetración incómoda e incluso dolorosa. Algo que puedes solucionar muy fácilmente -a no ser que se trate de un arrebato inesperado- con un lubricante compatible con el tipo de preservativo que utilices.
Non stop
Si la sesión de sexo acuático está durando mucho, comprueba de vez en cuando que el preservativo no se ha roto, no se ha salido o se lo ha llevado una ola.Con el agua puede que no te des cuenta de si lo lleva puesto o no. Por supuesto, no te olvides de llevar de repuesto.

Miradas indiscretas
Hacer el amor en la playa o la piscina tiene mucho morbo, pero también puede atraer a muchos mirones. Si no quieres ser vista, ve por la noche o busca un lugar escondido donde sólo estén los dos.

No pierdas la ropa
De noche, en la playa, con unas copas de más y un arrebato de pasión, puedes acabar haciendo el amor con tu pareja o con un desconocido. Además de tomar precauciones, ten cuidado con tu ropa, sobre todo si te has metido en el agua vestida y él te está desnudando. Si no la sujetas bien puede que te tengas que ir a casa con su camisa o, si él también la ha perdido, desnuda…

En la orilla

 
Si la pasión comienza dentro del mar, intenta hacer pie si quieres acertar con el movimiento y no perder el bañador. Si no hay nadie a la vista, él puede sentarse en la orilla y tú encima. El sexo acuático resulta más fácil en la piscina, donde puedes apoyarte contra la pared o utilizar la escalera para probar posiciones propias del Kamasutra. ¿Sexo oral? Mientras uno está dentro, el otro puede sentarse frente a él en el borde de la piscina, o en la escalera, o utilizar un sillón flotante…

Cuidado con la arena
Fiesta en la playa, romántico paseo por la orilla, confesiones a la luz de la luna y unas ganas locas de hacer el amor. Le quitás, mejor dicho, le arrancás la ropa allí mismo. Pero cuidado, no la tires muy lejos si no quieres hacerte un peeling con la arena o el borde de la piscina y aparecer llena de heridas al día siguiente. Si no llevas un pareo a modo de falda, que sea galante y te coloque sobre su ropa o que busque una buena hamaca.Spa party
No es que se deba ni se pueda practicar sexo en un spa… No es que sepa que alguien lo haya hecho o lo haga… pero si quieres arriesgarte, puedes contratar un spa para hacer una spa party privada. Puede haber circuito spa, champán, cócteles, canapés y el postre que ustedes eliján… No avisés de tus intenciones pero no se te olvide decirle al personal que ya no los necesitás más.

TIPO 4: SEXO OUTDOOR.

Consiste en salir de nuestras cuatro paredes y tener sexo al aire libre, aunque sea en el jardín de casa. “Es muy placentero, tanto de día como de noche. Se convierte en fuente de goce por la amplitud del espacio, la vivencia de libertad y las sensaciones que provocan los estímulos naturales cuando actúan sobre los cuerpos desnudos”.

Y que tiene que ver el sexo outdoor con el exhibicionismo, mmmmm, bueno, si bien las personas que practican el sexo outdoor no buscan directamente público para su experiencia sexual les excita realizar esta actividad fuera de su casa en lugares relativamente públicos en los que puedan ser capturados por la vista pública, algo así como sexo divertido y peligroso en el que el factor sorpresa hace que la excitación de los que experimentan este juego sea exponencial. Allí radica la esencia de disfrutar del peligro de experimentar una relación sexual en una zona pública.
Es por esa adrenalina sumada a la excitación del momento que muchas personas comienzan a probar este tipo de experiencias en las que los lugares más comunes son:

En el parque
En el mar
En el coche
En el jardín
En un estacionamiento
En la calle
Frente a una ventana
En un vestidor
En el baño de un restaurante
En el callejón de una calle

El sexo outdoor es una nueva forma de experimentar el placer y conocer a tu pareja al mismo tiempo que aumentas la emoción del acto sexual, pero debes recordad que si estas planeando practicar esta nueva forma de expresión sexual debes tener cuidado y precauciones ya que tiene muchos riesgos esta práctica, desde sanciones penales hasta una que otra vergüenza social, y también debes recordar que nunca debes exponerte en lugares peligrosos.

TIPO 5: ROLE-PLAYING.

El cambio de roles es muy divertido y consiste, básicamente, en jugar a ser otra persona. La idea es transformarse en médicos, electricistas, cowboys, maestros, policías, strippers… O lo que tu imaginación te ofrezca. Permite a ambos tener esa emoción de “estar con otra persona”. ¿Cómo arrancar? Simula que no lo conoces, preguntale quién es y dale lugar para que invente su propio personaje.
TIPO 6: SEXO GOURMET.
 
“Comer con la mano una costilla de cordero y
 convidarle a nuestro acompañante un bocado es, sin dudas, algo muy sensual. También lo es saborear los frutos de mar que, con su aroma, nos recuerdan los sudores femeninos”. “Comidas donde se utilicen los dedos, se incluyan alimentos coloridos y que se puedan compartir tendrán mayores metas de lograr cierto clímax”.

TIPO 7: SEXING O FITNESS ERÓTICO.

 “Si pensamos en los beneficios del sexo para la salud podemos compararlos con asistir frecuentemente al gimnasio”, nos alienta . Besar quema de 120 a 135 calorías por hora (2 a 5 calorías por minuto), lo que significa que si besas durante 20 minutos todos los días en un año habrás quemado 36.500 calorías y habrás perdido 5 kilos. El juego previo te ayuda a gastar 25 calorías, por lo tanto, cuanto más lo prolongues mayor será el gasto calórico. Durante el acto sexual se queman de 50 a 100 calorías en promedio. En cada orgasmo eliminamos entre 60 y 100 calorías.

TIPO 8: SEXO VOYEUR.

 Es encontrar la satisfacción o el placer sexual observando la intimidad de los otros. “En el ámbito terapéutico, muchas veces los especialistas fomentan el voyeurismo cuando invitamos a observar la sexualidad ajena, como en el caso de mirar videos que muestran escenas sexuales que sirven como estimuladores del deseo o como modelo de aprendizaje y de evaluación de la propia sexualidad”.

TIPO 9: SEXO EXHIBICIONISTA.

Es lo contrario del voyeurismo y consiste en mostrarnos con la intención (o la fantasía) de que alguien nos vea. Sin caer en extremos podemos, por ejemplo, dejar una ventana entreabierta o tener un encuentro fogoso en el auto, para vivir la sensación de riesgo. “Muchas escenas son verdaderos estímulos a la hora de tener sexo.

TIPO 10: SEXO TÁNTRICO.

 “Con la práctica del tantra se busca disfrutar con todo el cuerpo, disfrutar con cada poro, con cada caricia”. Cuanto más  mejor: los seguidores del tantra recomiendan hacer el amor acumulando energía sexual. Los encuentros son sin eyaculación. La base está en los preparativos, el poder de la mirada, las caricias, los masajes y en el control de la respiración. Y, por último, un largo y profundo orgasmo, que no es el final de la fiesta sino el principio de la celebración.

Nacho

Administrador, Editor, y el loco inventor de todo esto, apasionado del sexo en todas sus versiones con una mente abierta, creativa y e innovadora. Pajillero innato, amante de las pajas entre colegas. Vive en Madrid, España, A sus 36 años, casado y con dos churrubeles, siempre que puede esta dispuesto para una reunión de pajas y de organizarlas, es el responsable de organizar el club de pajas de Madrid. Informático de profesión, amigo de sus amigos, siempre dispuesto a ayudar.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies