Doble Penetración.

Experiencia en doble penetración. Necesito consejo !!!

Relato por: Jaguar
Categoría: Tríos-Orgías
Fecha: 02/02/20014

 

Los Relatos de TDM - Técnicas de Masturbación

Hola, acabo de entrar en internet para ver si encuentro a alguien que haya tenido mi experiencia o alguna parecida y he encontrado este fabuloso blog. Por favor os pido comprensión y que no me miréis como un bicho raro.

Soy un chico de 28 años de la ciudad de Madrid, estoy soltero y me apasionan las mujeres. He tenido algunas novias pero al final no he aguantado y las he dejado porque no me gusta que me controlen mucho… Nunca he sido infiel pero cuando una mujer se pone celosísima sin motivos, es que no confía en mí… y eso no me gusta.

Total, la cuestión es que hace ya más de tres años

Los Relatos de TDM - Técnicas de Masturbación

que dejé a Ana, mi última novia, fue una relación larga y me costó un poco sobreponerme. Esto fue en abril de 2013. Los primeros meses fueron difíciles, pero llegó el verano y me corrí unas buenas vacaciones con mi mejor amigo Rubén, él estaba soltero y salimos de fiesta casi todas las noches. La marcha estuvo genial y lo pasé muy bien, pero no conseguí ligar, y no es porque no se me acercaran chicas, es que ninguna me gustaba. Una noche que estaba muy borracho escribí a Ana… al día siguiente me arrepentí. A ver, realmente no me arrepiento de haberla dejado, pero esa noche hablaba con las chicas y enseguida me cansaba, terminaba pensando que ella había dejado el listón demasiado alto. Rubén me apoyó un montón, me animaba a salir, me decía que tenía que superarlo ya. Yo le explicaba que no es que no lo tuviera superado, simplemente que no me

apetecía tener nada con nadie de momento. Total, que llegó septiembre y Rubén (en adelante R) me
recomendó que me hiciera un perfil en badoo, que es una web de contactos donde la gente va bastante a saco. Me dio pereza pero lo hice. Los primeros meses pasaba de mirar… y cuando miraba veía que me habían hablado y visitado mogollón de chicas, todas parecían querer sexo y ya, y a mí no me apetecía. Supongo que ellas veían mi físico y pensaban que yo sería así también, pero aunque siempre he sido deportista, no voy directo al grano como mucha gente piensa, no hay que guiarse por las primeras impresiones. (me enrollo un montón, perdonad).

Total que por noviembre empezó a hablarme una chica que parecía diferente, me hablaba con educación, parecía interesada en mí pero se la notaba cautelosa porque no quería molestarme, incordiarme o agobiarme. Eso me gustó. Nos agregamos a facebook y estuvimos hablando por el chat del fb durante un par de semanas, hablábamos bastante. Un lunes me propuso quedar para el viernes, me dijo que me daba toda la semana para que me lo pensara, yo le había explicado toda mi historia de estar un poco reacio a las relaciones, etc.
Total que como todo, se lo conté a R y me animó muchísimo. Tienes que ir, tienes que ir, tienes que ir… Total que fíjate que nunca me han dado corte estas cosas, pues parecía que, con 25 años, fuera mi primera quedada, porque estaba como nerviosísimo.
Fuimos hablando entre semana y yo le decía que no lo sabía, que aún tenía que decidirlo… hasta que llegó el viernes. Yo aún no lo tenía claro, no quería hacerla daño pero realmente no me veía con ganas de quedar, no sé, no estaba seguro.
Total que ese día R había venido a casa después de currar, eran más o menos las 6 de la tarde y ahí estaba yo chateando con ella mientras él veía la tele medio dormido en el sofá. La verdad es que sus padres tenían problemas y como yo estaba independizado, muchas o casi todas las tardes que estaba en casa, él venía. Entonces me dijo que aunque no quedáramos, al menos le dejara verme en directo, le dije que claro, que ok, y nos pusimos por skype. Puse la webcam, ella súper guapa, con gafas, pelirroja, cara simpática, con pequitas, tipo Ana de las tejas verdes, súper dulce. Yo no paraba de sonreir al verla, y ella igual conmigo. Total que en una de esas R hace un movimiento al fondo y ella le ve, me pregunta y le cuento que es mi mejor amigo que está aquí to tirao.

Los Relatos de TDM - Técnicas de Masturbación

PAM. Y sin yo saberlo, ese fue el momento que todo lo cambió en mi vida hasta ahora.
Me preguntó si le había hablado a R de ella, le dije que él lo sabía todo, y me propuso: oye si te quieres sentir más seguro, os propongo quedar los tres, así nosotros nos conocemos y tú no estarás tan cortado. Total que se me encendió la bombilla, era verdad!!! no me importaba quedar los tres. Se lo dije, puso pegas porque estaba medio sobao, pero prácticamente le obligué, así que quedamos con ella en una plaza al lado del metro. Nos duchamos, nos pusimos guapetes y fuimos pallá. Cuando llegamos ella aún no estaba, estábamos hablando mientras esperábamos y yo vi que R sonreía mucho de repente y alguien me tapó los ojos por detrás. Total que era ella, nos presentamos los dos y nos pusimos a andar rollo dirección nowhere. Yo estaba cortadísimo, en ese momento pensé que si hubiera ido yo solo, estaría muerto del corte, menos mal que habíamos quedado los tres.

Los Relatos de TDM - Técnicas de Masturbación

Entramos casi en el primer bar que vimos, rollo al tuntún, y nos sentamos a beber cerveza y charlar. A ver, tengo muchísimo aguante bebiendo cerveza, soy muy cervecero, pero es verdad que en cuanto me tomo tres ya estoy muy suelto. Pues qué pasó? que si quedamos con ella a las 8, era la 1 y pico y ahí seguíamos, ni siquiera habíamos pedido nada de comer, solo beber beber beber y beber, yo no sé cuántos tercios llevábamos, una barbaridad, pues igual diez rondas. La última que pedimos la tiré sin querer y se derramó por toda la mesa, me dio muchísima vergüenza y nos fuimos de ahí, ya en la calle no sabíamos donde ir, echamos a andar, pero (sin yo saberlo) ella sabía perfectamente dónde nos estaba llevando, porque como 15 minutos después (el tiempo me lo invento porque era incapaz de calcularlo…) dijo: este es mi portal, queréis subir? es pronto. Es verdad que era pronto, no eran ni las 2 de un viernes. Dijimos que sí súper decididos y subimos. Total que su casa era chiquitita, esta chica era de Logroño pero vivía de alquiler en el centro. Puso tres copas y nos sentamos a hablar en el salón.

Los Relatos de TDM - Técnicas de Masturbación
Realmente la casa era salón-habitación-cocina todo junto, y sólo estaba separado el baño. Estaba muy mono puesto pero tendría unos 30 metros como mucho. La conversación enseguida derivó en sexo (en todo el tiempo del bar no había derivado en sexo en ningún momento, sólo cosas cotidianas, tonterías, risas y buen rollo). Total, que a ella le gustaban los chicos morenos, fuertes, guapos, etc etc etc. Casualmente R y yo respondíamos a todas sus descripciones. Nosotros describimos a nuestra chica ideal, que más o menos encajaba con ella, lo que pasa que al ser pelirroja y ser algo tan poco habitual, pues tampoco encajó al 100% (a mí siempre me han gustado morenitas con pelo corto y ella tenía el pelo largo). Total que en estas

Los Relatos de TDM - Técnicas de Masturbación

R se va al baño, ella se acercó a mí (un poco rollo abalanzándose) y me puse cachondo enseguida. Empezó a besarme y le seguí el beso súper excitado. Este vino del baño y nos pilló, me dio vergüenza así que fui al baño yo (aparte me hacía pis) y tachán tachán, sorpresa, cuando salgo se están enrollando ellos. La verdad me dio igual porque la acababa de conocer. Pararon, me senté al lado, y en ese momento ella me puso la mano en el paquete, volví a empalmarme en cuestión de milésimas de segundo, y mientras me sobaba, se giró hacia él y siguió enrollándose con él. Nunca había hecho nada de juntarme tres personas, pero la situación me excitó bastante, sobretodo estando con él que es con quien más confianza tengo en el mundo.
Empecé a tocarla las tetas, ella me la sacó fuera y empezó a pajearme, mientras volvió a besarle a él. Él se la

Los Relatos de TDM - Técnicas de Masturbación

sacó a él mismo y se empezó a pajear mientras la besaba. Entonces se agachó a chupársela. Joder, qué bien me la pajeaba mientras a él se la comía. Jajaja, flipé la coordinación manos-boca, yo estaba como una moto, este estaba con los ojos casi en blanco del gusto, así que yo me tiré al suelo, le bajé los pantalones, le eché a un lado el tanga y como si se sentara en mi cara le absorbí todo el coño. Estuvimos así un rato, hasta que oí como R se corría, entonces yo empecé a pajearme y me corrí también. Fuimos al baño a limpiarnos, estábamos emocionados, nos había molado mazo la situación. Jaja lo recuerdo como si estuviera pasando ahora, chocamos las manos y nos miramos una felicidad plena. Volvimos al salón y ella estaba vistiéndose, nos miró con una cara de perversión extrema. Le excitábamos muchísimo, lo noté porque primero miraba a uno, luego a otro, luego al uno, luego al otro… Total que decidimos irnos. Un pico y fuera.
El camino de vuelta en el taxi fuimos comentando la jugada emocionados como dos niños pequeños, el taxista entró en la conversación y lo flipó con nosotros.
Este se quedó a dormir en casa. Al día siguiente cuando me levanté ya se había ido (cuando se quedaba a dormir no era raro que yo despertara y él ya estuviera por ahí a sus cosas, ya que por su complicada

Los Relatos de TDM - Técnicas de Masturbación

situación familiar está pluriempleado), era casi la hora de comer y yo me senté en el ordenador a ver si T (la chica) andaba por ahí, y sí estaba. Estuvimos hablando y de muy buen rollo, me dijo que le había encantado la experiencia y yo le dije que a mí también. Entonces me propone quedar otra vez esa noche (era sábado), yo le digo que hablo con Rubén y que ya le diré algo.

Total que por la tarde me llama, le cuento la película y me dice que por él de pm, pero que hasta las 10 no podrá quedar. Yo sé que él cuando sale a las 10 significa que está a las 10.30 en mi casa para ducharse, total que hasta las 11 no era posible quedar. Se lo digo a ella y me dice que sin problema. Total que estuvimos chateando por skype toda la tarde de super buen rollo, y a eso de las 8, que ya era de noche pues era otoño, me dice que ya no quiere chatear más, que quiere verme. Que se viene a mi casa. Total que

Los Relatos de TDM - Técnicas de Masturbación

le digo: de pm
Me ducho, me arreglo, apaño un poco la casa y a las 9 ahí está. Me da dos besos de bienvenida que eso sí me dejó un poco extrañado. Total que nos sentamos a charlar, abro unas mahous y después de unas cuantas cervezas empezamos a ponernos tontos y nos enrollamos. Bueno, pues en el punto de más excitación, que estábamos aún con ropa pero ya con unos refregones que pa qué… llaman al timbre y es él.
Le abro, sube, dos besos, y venía suciete porque por entonces trabajaba en un horno de pan. Total que se mete a la ducha y nos tiramos en el sofá a seguir enrollándonos.
A mí ella me excitaba un montón pero es verdad que después de lo de anoche no me transmitía ningún tipo de amor o sentimiento profundo, era más bien sexo desatado lo que me inspiraba.
Entonces sale este del baño y cruza por delante de la puerta del salón hacia la habitación, iba solo con la toalla.
Cuando él abrió la puerta del baño, ella paró de besarme así que los dos miramos cuando él cruzó. Entonces ella le llamó, él dijo: un momento, ahora voy.
Pero ella dijo: No no, ven ahora mismo, si vienes luego no tiene gracia. Entonces él se asoma con su toallita con cara de circunstancia como diciendo “es que estoy en toalla, guapa” y ella asiente como diciendo “ya, por eso precisamente”. Vamos que la tía estaba deseosa.

Los Relatos de TDM - Técnicas de Masturbación

Pues nada, se vino y sin quitarse la toalla se agachó, le subió la camiseta y empezó a chuparle las tetas. Ella me empezó a tocar el paquete y yo, como tampoco iba a estar ahí como un tonto vestido mientras este solo llevaba la minitoalla, pues me levanté y me lo quité todo. Como yo estaba de pie, me la empezó a chupar, él bajó y empezó a comérselo a ella. En esas que R para y dice que le perdonemos, pero que tiene hambre y sed y que no ha comido nada en toda la tarde y que si no le importa que cene algo.
Yo la verdad iba un poco pedo y no estaba pensando en cenar, pero ella contestó que sin problema, que hacíamos un trato, picábamos algo y luego ella nos hacía una proposición de lo que era su fantasía más íntima. Se puso en plan interesante y la verdad que captó nuestra atención, porque sacamos embutido, pan y cervezas, y engullimos rápido para que nos lo contara. Ella mientras comía despacio en plan pícara como para chinchar.

 

Los Relatos de TDM - Técnicas de Masturbación

Total que en la que ella terminó de comer, nos habíamos bebido dos cervezas más. R estaba contentillo y yo pedo total. Ella no bebió. Total que nos cuenta que su fantasía más deseada es que le follen dos tíos a la vez. Dicho esto nos dice que se va al baño. Y nos quedamos ahí mirándonos, él en toalla y yo en calzones, y le digo: por mí ningún problema, a lo que él responde chocándome la mano y dice en bajito: a por todas, pero vamos a la cama.
Mi cama es grande, de 1,50. Nos vamos a la habitación, echamos la colcha atrás y nos tiramos encima. Me quito el calzón y se quita la toalla, estábamos descojonados porque se nos había bajado por completo y parecíamos dos pringaos de la típica peli American pie, o algo así, jaja, nos miramos y nos entró la risa.Los Relatos de TDM - Técnicas de Masturbación

Total que saco los condones de la mesilla, que llevaban allí ni se sabe… Ella sale del baño, se fue al salón, entonces vino a la habitación, se asomó, se tumbó entre los dos y se quitó las bragas y el sujetador. Yo le hice los bajos mientras ella se la chupaba. Nunca imaginé que iba a hacer un trío pero lo cierto es que no me importaba nada, porque al ser con él, era como si no fuera ni un trío, total nos hemos visto en bolas mil millones de veces. Entonces ella me tumba boca arriba, me pone el condón, se sienta encima de mí y empezamos a follar, Yo casi ni me movía, porque al estar boca arriba… y ella se meneaba mazo. Y le dice a él: ahora tú por detrás.

Total que se coloca por detrás y al principio le cuesta que entre, pero luego termina metiéndosela bien y ya cogemos ritmo los tres, él por el culo y yo por el coño. Ella tenía cara de estar disfrutando muchísimo, o al menos gritaba bastante, lo cual me excitaba mogollón. Entonces las piernas de R empezaron a tocar las mías, él estaba de rodillas y yo tumbado, y nos es que me diera asco, pero preferí que no lo hiciera así que di un empujón con mis piernas y volvió a abrirse para no tocarnos. Así era mejor.

Me alegré de ir pedo porque sino me hubiera corrido mucho antes. Cuando es sexo oral soy capaz de aguantar más, pero cuando la meto… es más fácil que me corra rápido.

Los Relatos de TDM - Técnicas de Masturbación

Entonces ella para de balancearse y me mira. Le digo: todo bien? Y me dice: sí, pero sabes lo que más me gustaría? Los dos por el mismo sitio. Y sin mediar palabra, se gira, se tumba encima mío pero boca arriba, me la mete en su chowchow, y a él le dice: ahora ponte tú también condón. Total que se pone otro condón, yo alucino en colores, y haciendo presión contra la mía, vamos espachurrando su polla en la mía, empieza a hacer fuerza para meterla. Vamos estaba yo empezando a rallarme con el tema cuando por fin consigue meterla y empieza a follar como un loco.

MADRE MIA.

No tengo palabras. Yo intentaba moverme pero casi no podía porque estaba debajo de los dos…. Ella se movía algo, mientras gritaba como loca, y él parecía el conejito duracel. Es que no tengo palabras para describir lo que sentí en ese momento. Fue otra dimensión del sexo. Notaba como nuestras pollas entraban totalmente ajustadas en su agujero, ahí no cabía ni un pelo, y por muy gay que suene me importa un pimiento, pero tengo que decirlo, la fricción de los penes fue la hostia. Todo el conjunto era la hostia.

Él de pronto empezó a ir más suave mientras la besaba, y en ese momento ella empezó a gemir fuerte. Pensé, se va a correr. Me excitó tanto oir cómo se corría que me corrí yo también. Y él empezó a gemir después de hacerlo yo.
Nos corrimos los tres a la vez. Fue el mejor polvo de mi vida.

Los Relatos de TDM - Técnicas de Masturbación

Se quedó a dormir en mi casa, durmió en medio y a la mañana siguiente estaba un poco cortada. Desayunó y se fue. Este seguía en la cama. Cuando se despertó, empezamos a recordar todo lo de anoche, flipando con el tema, y le dije de coña que follaba muy bien jaja, me moló porque me había entendido perfectamente, me dijo: Tío es un descubrimiento esto que hemos hecho, he notado que por hacerlo los dos a la vez, la tía ha gozado infinitamente más de lo que ha gozado cualquier tía conmigo a solas. Le dije que estaba de acuerdo, y es verdad, lo que la vi gritar sólo lo había visto en pelis porno, y fingido. Pero ella no había fingido, había tenido un orgasmo de esos que sale un chorro que nos puso perdidos.

Los Relatos de TDM - Técnicas de Masturbación

Total, los días pasaron y ella y yo empezamos a hablar por skype solo de noche, entré en un momento de mucho trabajo que me tocó echar horas y yo llegaba tarde y cansado a casa. Cuando R me llamaba me preguntaba siempre por ella, y yo le decía que sabía poca cosa, y él me decía: No la pierdas tío, esa tía hay que conservarla.
Total que como tengo familia en otra provincia, ese fin de semana hice viaje familiar, al siguiente tuve otros compromisos y pasaron 3 semanas hasta que volvimos a quedar. Quedamos el viernes, estábamos los dos en casa esperándola y esa noche volvimos a follar como animales en mi cama. El principio era excitante pero hasta que no llegaba el momento de la doble penetración, no llegaba el mejor momento y las corridas espectaculares, dos penes peleando por dar placer a la misma vajina, era una mezcla del máximo exponente de la virilidad con el máximo momento homoerótico.

Es decir, yo nunca me he sentido atraido por él, pero algo homoerótico tenía que haber porque sin él no era lo mismo. Yo noté que a él le pasaba algo parecido, fue genial porque si yo sentía algo raro, no me daba tiempo a rallarme porque notaba que él sentía lo mismo, entonces lo hablábamos en plan: tronco, es que parece gayer pero no lo es, y no solo no lo es, sino que es la polla!!!!!!!!!!! (nunca mejor dicho), y ya quedaba todo arreglado.

Los Relatos de TDM - Técnicas de Masturbación

Estuvimos un par de meses más quedando con T, todas en mi casa, hizo muchísimo frío ese invierno en Madrid y ella venía muy abrigada. Nosotros ya la esperábamos yo en calzones y él en toallita, siempre como haciendo honor a la primera vez, nosotros nos descojonábamos de la situación y ella también cuando llegaba. Cuando llegaba estábamos ya pedo de cervezas y la abordábamos como leones en celo.

Un detalle tonto pero que sí me di cuenta: yo rápidamente perdí la ralladura de lo de que nuestras pieles se tocaran. Evidentemente las pollas se tocaban y a saco, además la mayoría de las veces que quedamos entre diciembre y enero, la doble penetración, que a veces era vaginal y a veces anal, era sin preservativo.
La prácticábamos y luego las sacábamos para corrernos encima de ella. Nunca hubo un susto, menos mal, pero era mejor así, porque una vez que probamos a hacerlo sin condón, nos dio infinito más gusto a los dos. Sí, me estaba excitando mazo sentir la polla de mi mejor amigo frotar contra la mía, pero es como la fusión de Bola de dragón, era como si entre los dos nos fusionáramos y nos dábamos placer pero eso lo hacíamos para una meta conjunta que era que ella consiguiera el máximo placer.

Los Relatos de TDM - Técnicas de Masturbación

Es como si el medio fuera darnos el máximo placer el uno al otro, para conseguir el fin de que ella tuviera un orgasmo 10. ¿Se me entiende? Espero que sí.
Bueno a lo que iba, que yo notaba que había perdido todos los prejuicios de que nuestras piernas se tocaran o algo de eso, me di cuenta que para hacer una buena doble penetración y para follárnosla lo mejor posible, no es que no tuviéramos que tocarnos, es que teníamos que follar lo mejor posible, y para eso evidentemente teníamos que rozarnos en muchas ocasiones, teníamos que apoyarnos él en mí o yo en él.
Perdimos todos los tabúes y conseguimos nuestros mejores polvos, y los mejores para ella, a juzgar por sus orgasmos. Incluso hubo una vez que ella se puso a cuatro patas y yo empecé a darla por el culo de rodillas mientras ella se la chupaba. Y en una de esas R se puso modo perrito encima de ella y se la metió también por el culo, para lo que tuvo que hacer lo que fue sin duda la follada más gay de todo ese trío, vamos restregar su culo contra mis abdominales y cuando la consiguió meter, se quedó parado y ahí quien follaba era yo, mete-saca en plan duracel, y por cada empujón mis abdominales chocaban con su culo en plan plas-plas-plas. JJJaja, por un lado pensaba “pero qué coño es esto??” y por otro no podía parar.
Y no sé si fue porque él se cansó de la postura (luego imaginé que sí), pero se levantó, me pidió que le cambiara el sitio, así que me puse yo en posición perro encima de ella, la penetré (meterla en su culo yo solo fue como no hacer nada, porque lo tenía tan dado de sí que ni chocaba con las paredes) y con mi posición de ojete completamente desprotejido, la metió él y entonces sentí lo que había sentido él, que es el gustazo de sentir nuestras dos pollas en el culo de la tía, ella gritando como loca, y yo encima sintiendo sus abdominales en mi ano chocar, lo cual me encantó.
Tengo que decir que yo siempre he sido muy proclive al sexo anal con mis novias y rollos, mis novias me han comido el ojete y algún dedillo han metido y he sentido mucho placer. Y ahí el placer anal era sólo leve, pero juntado a todo lo demás, el conjunto era tremendo, impresionante, inmejorable. Hasta me agarró de la cintura para empezar a follársela más rápido. A lo que respondimos los tres con una corrida que aquello parecía el diluvio universal.

Los Relatos de TDM - Técnicas de Masturbación

Dicho esto, y ya pretendo acabar (qué fuerte lo que me enrollo), esa chica terminó desapareciendo de nuestras vidas, pero continuando con nuestra soltería y mi perfil de badoo, conocimos a más chicas, ya siempre buscando para hacer un trío. Nos presentábamos como dos amigos que buscaban chica para trío. Alguna nos preguntó si éramos novios y queríamos probar con una chica, nosotros explicábamos que no, que éramos amigos pero que habíamos descubierto una nueva dimensión del sexo que no nos daba la gana abandonar. Así que estuvimos disfrutando durante un par de años más de tías guapísimas que les gustaba la doble penetración y seguimos disfrutando con nuestras posturitas gays que daban como resultado el mejor sexo hetero que jamás haya tenido. La unión hizo la fuerza.

Hasta… a principios de año mi amigo conoció a una chica. Empezaron de rollo y R empezó a dejar de quedar. Yo quedé una vez a solas con una pava y lo hicimos, pero sinceramente se me hizo como si llevara años comiendo castillos de chucherías y de repente tuviera que conformarme con un simple regaliz. Sí, estaba rico, pero yo no quería un regaliz, quería también la mora, la nube, la fresa, el tiburón, todo!! Jaja
Total que desde hace unos seis meses que este está ennoviado, sí le sigo viendo porque sus horarios coinciden poco, y él sigue viniendo a casa de vez en cuando, pero ya sólo nos vemos como antes, para charlar un rato, o le cuento cosas de las chicas que conozco, y él me cuenta de su nueva novia, que es muy maja por cierto.

 

Los Relatos de TDM - Técnicas de Masturbación

Pero pienso…. Snifff, te necesito para follar!!! Qué hago? Pruebo a buscar parejas que busquen un chico para hacer tríos? Sinceramente, la polla de R me da igual, pero la de un desconocido… no sé. Me siento un poco gay porque es como si le necesitara para mi sexo favorito, pero sé que no, simplemente que hicimos buen equipo y disfrutamos mogollón, siempre de la chica de turno, pero colateralmente también el uno del otro (o mejor dicho el uno con el otro). Se lo he dicho y me ha dicho que ya, que es una putada, que él también lo ha pensado pero que ahora está enamorado y no piensa en ese sexo, aunque me ha reconocido que no disfrutan 2 lo mismo que 3 (menos mal, pensé, no son paranoias mías…). Total que así estamos… ¿¿¿QUÉ HAGO???

Deja tu comentario sobre el relato, Gracias!!!!

Nacho

Administrador, Editor, y el loco inventor de todo esto, apasionado del sexo en todas sus versiones con una mente abierta, creativa y e innovadora. Pajillero innato, amante de las pajas entre colegas. Vive en Madrid, España, A sus 36 años, casado y con dos churrubeles, siempre que puede esta dispuesto para una reunión de pajas y de organizarlas, es el responsable de organizar el club de pajas de Madrid. Informático de profesión, amigo de sus amigos, siempre dispuesto a ayudar.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: