Kamasutra Lésbico Ilustrado

 

Kamasutra Lésbico Ilustrado.

Cuando hablamos del kamasutra, normalmente pensamos en un hombre y una mujer practicando el sexo en diferentes posturas, pero… ¿Qué hay de dos chicas?
En el mundo lésbico también se pueden encontrar innumerables formas de conseguir placer. Por eso vamos a mostrarte unas posturas del kamasutra para lesbianas que harán que se te quite de la cabeza la idea de que la variación en el sexo es solo cosa de heterosexuales… ¡Presta atención!

La mano mágica

En la postura de la imagen, la mano mágica, una de las chicas debe tumbarse sobre la otra, que debe estar boca arriba y con sus piernas abiertas.

En este caso será la chica de encima la que pase a la acción, introduciendo sus dedos en la vagina de su chica y teniendo la otra mano libre para estimular sus
ingles o su ano. ¡El orgasmo está asegurado!


 
 
 
 

El punto fuerte

 
 

Esta posición es perfecta para los preliminares. Las dos chicas están cara a cara, una de rodillas y la otra sentada, lo que permite a la que está más abajo besar los senos de su pareja, mientras la otra juega con los dedos y con la lengua en la boca de su pareja.

 
 
 
 
 
 
 
 
 

La cuchara.

Las dos amantes deben tumbarse de lado, como cucharas. De esta forma, pueden acariciarse los genitales o penetrarse con los dedos. Esta posición es menos cómoda para la que se encuentra delante, pero igualmente es muy placentera.

 
 
 
 
 

Tijeras simples

Las tijeras permiten un contacto máximo entre los genitales de ambas. Las dos chicas se apoyan en las manos y en los codos.

Lilith y Eva.

Esta postura es una variante de la tijereta. Las dos chicas estiran sus cuerpos y sus cabezas hacia atrás para satisfacerse a la vez. La clave está en que una de las chicas dobla las piernas para conseguir más cercanía con la otra. Además, un doble dildo puede ayudar a conseguir un extra de placer.

 
 
 
 
 
 
 

69

 

Esta posición es muy famosa. Las dos chicas están tumbadas la una sobre la otra, con la cabeza en los genitales de su pareja. De esta forma, se pueden practicar mutuamente un cunnilingus y llegar al orgasmo simultáneo.

 
 
 
 
 

 

Tijeras de terciopelo

Se trata de una variante de las tijeras, donde la chica que está debajo, tumbada boca arriba, apoya una de las piernas para mantener el equilibrio y marcar el ritmo.

 
 
 
 
 
 

Inclinar la balanza

Una de las chicas se tumba boca arriba, mientras que la otra se sienta a horcajadas, a la altura de la cara. La que está tumbada le practica un cunnilingus agarrándole las caderas para tener mayor contacto y, por tanto, más placer.

 
 
 
 

 

Los mejores dedos

Una de las chicas se tumba boca arriba, mientras su pareja está a horcajadas a la altura de su cara. La que está tumbada penetra a su amante con la ayuda de sus dedos o un juguete erótico.









Piel en profundidad

A veces las mejores posturas son las más fáciles. Una de las chicas debe colocarse detrás de la otra, abrazarla con fuerza y agarrar alguna de sus zonas erógenas. La otra chica, por su parte, debe hacer lo mismo hacia detrás. Una buena forma de calentar el ambiente… 








La liana

Para conseguir que el misionero sea más intenso, la chica que está debajo puede enrollar las piernas alrededor de su pareja mientras ésta le penetra con la ayuda de un vibrador.

Arriba y ABajo

En esta posición, las dos chicas llegan al orgasmo tocándose los genitales, pero también ayudándose la una a la otra estimulando el clítoris con la mano.





69 Absoluto


En esta postura del 69, no solo las chicas pueden jugar con su lengua sobre el clítoris de su pareja, sino que también está permitido que introduzcan los dedos en el ano de la otra. ¡Placer por todos lados!

Un toque dulce.

Una variante del 69.Una de las chicas se coloca de rodillas, dejando sus genitales a la altura de la cabeza de su compañera. Así, tanto la que está encima como la que está debajo tienen acceso directo para realizar un cunnilingus a su compañera.




Rodeo carnal

Las dos chicas están tumbadas la una sobre la otra. La que está debajo, arquea la espalda y pasa un brazo por detrás, para poder acariciar las nalgas de su pareja. Ésta, sin dejar de moverse, acaricia los senos de su pareja.








Columpio


Una de las chicas está tumbada boca arriba, con las piernas rodeando el cuerpo de su pareja, que está sentada. De esta forma puede acariciar con una mano el clítoris de su pareja y con la otra tocarle el pecho.







Misionero femenino

Para reproducir la tradicional posición del misionero, la pareja tiene que utilizar un vibrador atado a la cintura.






La ondulación

Esta posición se parece a la de la marcha atrás, con la posibilidad de obtener un orgasmo simultáneo: la que está detrás puede frotarse el clítoris contra una de las piernas de su pareja.






Todo terreno


En esta postura, a la chica que está de pie se le puede estimular de muchas maneras: mediante cunnilingus, caricias con los dedos en el clítoris o el ano… Y es que la chica que esté abajo debe ser una auténtica todoterreno.







Blue Cowgirl

Ésta es tu posición si quieres llegar al orgasmo. Tumbaos una sobre la otra y frotad vuestros clítoris para conseguir un súper orgasmo.



El Caballo

Una de las chicas se tumba sobre la espalda, con las piernas levantadas. Su pareja le penetra con un cinturón con vibrador, apoyada en las rodillas y con las piernas abiertas. De esta forma, puede también acariciarle los senos.


Máquina de ola

Las dos amantes se tumban cara a cara, la una sobre la otra. La que está encima frota sus genitales contra los de su pareja, al principio muy suave, y después más fuerte.



La caricia perfecta

Las dos chicas están de pie y, una de ellas, debe estar con un pie sobre la cama. Mientras, la otra le acaricia los genitales.




A dos manos

Una de las chicas está boca arriba, su pareja está sentada sobre ella, al nivel de sus genitales. La de arriba utiliza una mano para estimular su propio clítoris y, con la otra, se ocupa del de su pareja.



En el piso del placer


Una de las chicas se pone de pie sobre una silla o la cama. Pone una pierna sobre el hombro de su pareja que, de rodillas, aprovecha para practicarle un cunnilungus. ¡Lo más difícil es encontrar la altura perfecta!




Discretas

Las dos chicas se sientan una junto a la otra y una de ellas se aproxima lentamente y acaricia los genitales a su compañera.






Cara a cara

Las dos amantes también están cara a cara, con las piernas abiertas y se penetran mutuamente con los dedos o con un doble dildo (un juguete erótico que pueden utilizar las dos chicas al mismo tiempo).






La gran inspiración.


Una de las chicas está tumbada, con la espalda apoyada en un cojín. De esta forma, tiene la pelvis más alta y puede disfrutar mejor del cunnilingus.




Marcha atrás.

Mientras que una de las chicas está a cuatro patas, la otra aprovecha para practicarle un anilingus y/o un cunnilingus.





De cara.

 

Una de las chicas está tumbada boca arriba, mientras que la otra está de rodillas a horcajadas sobre la cara de su pareja. Esta posición permite a la que está arriba que su pareja la bese y a la vez acariciarse ella misma, para conseguir más placer.





Sobre la punta de los pies.


Esta posición necesita un cinturón con vibrador. Una de las chicas se tumba boca arriba, con las piernas encogidas en el pecho mientras que su pareja está de rodillas ante ella. De esta manera, cuando la penetra, puede besar y mordisquearle los dedos de los pies.








El mejor sitio de la casa.

 

Una de las chicas está sentada en un taburete o en una silla con las piernas abiertas. La otra se pone de rodillas y le practica un cunnilingus.









La secretaria.


Una de las chicas se sienta de rodillas con las nalgas en la cara de su compañera, la cual, le practica un cunnilingus. La pierna la tiene doblada de tal forma que el talón roza sus genitales.
Bienvenida de Nuevo.
Una variante de la secretaria. Una de las chicas se sienta en una silla y le practica a la otra, que está de pie frente a ella y agachada, un cunnilingus.



La bella durmiente.

Las dos mujeres se acurrucan juntas pero en posición inversa. Ambas se dan placer mutuamente mediante la práctica de un cunnilingus.




La Ola.

En esta postura se practica un cunnilingus en el cual la que lo recibe tiene las piernas hacia arriba y apoyadas en los hombros de su compañera. Los cojines en este caso serán una gran ayuda para conseguir mayor comodidad.





El gran puente.


Esta postura requiere que una de las chicas tenga unos buenos abdominales. Ésta debe tumbarse sobre la cama con la mitad del cuerpo fuera mientras soporta el peso de la otra, que debe estar a horcajadas sobre ella sujetándola de las manos. ¡Que comience el rodeo!









Las musas.


Una de las chicas se sitúa de pie, con las piernas ligeramente separadas. La otra chica se sitúa de rodillas detrás de ella y se encarga de acariciarla tanto con la boca como con los dedos.








99


Las dos chicas están sentadas de rodillas, una de espaldas a la otra. Así una de ellas puede guiar las manos de la otra por sus genitales, sus pechos y otras zonas erógenas.

Desayuno excitante.

Una de las chicas se tumba de lado con una pierna estirada y la otra doblada. Su pareja debe estar tumbada del revés y por su espalda, de forma que puede hacer un cunnilingus súper sexy y subido de tono.







El perrito femenino.


Esta posición se practica con un cinturón con vibrador. Se trata de una penetración al modo «perrito», que ofrece una alta estimulación del punto G.

 

El placaje.

Las dos chicas están a 4 patas, una contra la otra, apoyadas sobre los brazos. La chica que está detrás puede utilizar una de sus manos para estimular los genitales de su pareja, después los senos, siempre moviendo la cadera hacia delante y hacia atrás para que haya más excitación.

Oda a la lengua.

La que recibe este cunnilingus está tumbada boca arriba con las piernas en alto. Así, deja que su compañera pueda hacerle disfrutar al máximo con todo a su disposición.



La gran zambullida.


Una de las chicas está sentada cómodamente, mientras que su pareja está sentada sobre ella, pero boca abajo (con los brazos apoyados en cojín para estar más cómoda). Su pareja puede penetrarla y acariciarla mientras que con la mano libre se toca a ella misma.

Si las paredes hablaran.


Apoyadas sobre dos sillas respectivamente, las dos chicas entrelazan sus piernas a modo de tijereta con el fin de frotar sus genitales. Esta posición requiere algo de fuerza en los brazos pero merece la pena.


Amarradas


Para esta postura se necesita un cinturón con un vibrador, las dos chicas están de rodillas atadas una contra la otra y la penetración se produce desde atrás.






La Traviesa.


Una de las chicas se sienta en una silla y apoya sus brazos en la espalda de su compañera, que se sitúa en frente y de pie en otra silla, así tiene la oportunidad de que su compañera juegue con su cuerpo, le penetre o le dé unos azotes sexys.





Prison Break


Una de las chicas está esposada y colocada a cuatro patas con la cabeza apoyada en una almohada. De esta forma le ofrece todo su cuerpo (y sus genitales) a su compañera, que le puede estimular de múltiples formas.






El punto G.

Una de las chicas se tumba boca arriba, reposando la espalda sobre una almohada y con las piernas separadas encima de su amante. De esta forma, la otra chica puede penetrarla con sus dedos y estimular así su punto G.

Salto del ángel.

Una de las chicas está tumbada boca arriba, mientras que su compañera está sobre ella, boca arriba también, pero al revés. En esta posición, muy relajante, la que está arriba recibe un cunnilingus mezclado con caricias. ¡Verá las estrellas!


Abierto 24 h.

Una de las chicas está tumbada de espaldas con los brazos sobre su cabeza, las piernas levantadas y muy abiertas, así su compañera puede realizarle un cunnilingus mientras le acaricia sus nalgas.




Un, dos, tres.


Otra opción para probar nuevas posturas o combinar dos anteriores son los tríos. En este caso dos chicas se besan miestras una tercera practica un cunnilingus a una de ellas.





La amazona


Una de las chicas se tumba boca arriba con una pierna levantada. La otra, debe sentarse encima de su pareja a la altura de la vagina, de tal forma que la que está tumbada tenga acceso directo a las partes íntimas de las dos.

Superpuestas.


Las dos chicas están tumbadas de espaldas, la una sobre la otra. La de arriba tiene las piernas dobladas y su pareja debe penetrarla con un vibrador.




El hacha.

 

Una está de rodillas al borde de la cama, mientras que su pareja está tumbada en el suelo rodeándole con las piernas. De esta forma, pueden estimularse mutuamente. ¡Solo apta para las más acróbatas!







Un blog se alimenta de tus comentarios. Sin ellos muere.

Nacho

Administrador, Editor, y el loco inventor de todo esto, apasionado del sexo en todas sus versiones con una mente abierta, creativa y e innovadora. Pajillero innato, amante de las pajas entre colegas. Vive en Madrid, España, A sus 36 años, casado y con dos churrubeles, siempre que puede esta dispuesto para una reunión de pajas y de organizarlas, es el responsable de organizar el club de pajas de Madrid. Informático de profesión, amigo de sus amigos, siempre dispuesto a ayudar.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies