La ninfomanía no es un mito, «existe entre hombres y mujeres»

«Una vez empiezas, ya no puedes parar…»: así es realmente la ninfomanía.

 

Nymphomaniac - Técnicas de Masturbación

Se puede ser adicto a diferentes drogas, al alcohol, al tabaco, y también al deporte o al trabajo, e incluso a las compras.

La ninfomanía. La RAE la define como “furor uterino”, y a éste como el “deseo violento e insaciable en la mujer de entregarse a la cópula”. Sin embargo, no sólo de cópula vive la ninfómana, y no sólo las mujeres padecen esta adicción.

De la adicción al sexo no se hablaba tanto hasta que «Lars von Trier» estrenó su ya célebre y polémica película en dos volúmenes, Nymphomaniac, en la que «Charlotte Gainsbourg» interpreta a una mujer que padece la mencionada adicción.

Pero que es para mucha gente una realidad con la tiene que convivir en su día a día.

Ninfomanía - Técnicas de Masturbación

¿En qué consiste, exactamente, la ninfomanía?

Ninfómanos anónimos

Son destacables algunas de las declaraciones que podemos encontrar en la página Sex Addicts Anonymous in the UK, en la que numerosos adictos al sexo dejan testimonio de su experiencia. “¿Controlas tu vida sexual o ella te controla a ti?”, se pregunta al público en esta página web, desde la que se quiere destacar el hecho de que la adicción sexual es una realidad: “No todos los que tienen una aventura son adictos. Y no todos los que ven pornografía son adictos. Pero la adicción al sexo existe”. Según ellos, esta adicción se manifiesta claramente de dos maneras distintas.
Una vez que has empezado, no puedes parar: “Para los adictos al sexo no existe algo como “cinco minutos de porno” o “bueno, una hora en el strip club” o un “sólo una pareja sexual esta semana”, declaran desde Sex Addicts Anonymous, y reiteran que hay un rasgo general a todas las adicciones: “sea lo que sea a lo que estás enganchado, es imposible parar una vez has empezado”.
No puedes dejarlo, sean cuales sean las consecuencias: los adictos al sexo, según esta asociación, no recuerdan las terribles consecuencias de sus actos (desde relaciones rotas hasta enfermedades de transmisión sexual) y reiteran su comportamiento una y otra vez sin pensar en las posibles consecuencias.

Un ejemplo concreto

Nymphomaniac - Técnicas de Masturbación

Los testimonios son numerosos y variados, pero cabe destacar el que ha redactado una mujer que se está recuperando de su adicción, y que mantiene el anonimato.
La chica cuenta cómo dejó el colegio a los dieciséis años y cómo consiguió su primer trabajo, gracias al cual pudo empezar a salir los fines de semana a bares y discotecas. “La excitación se construía al ponerme el maquillaje y la ropa y pensar: “¿Cómo estoy? ¿Resulto sexy? Salía por las noches simplemente para acostarme con alguien. Encontraba algún hombre joven y tenía relaciones sexuales con él tan rápido como fuera posible. Lo hacíamos en cualquier sitio: las partes traseras de los coches, en una esquina, en el parque…”.

Técnicas de Masturbación

Si no conseguía tener sexo me deprimía durante semanas.Así comenzó la vida sexual de una adolescente que pronto descubrió que era adicta al sexo, y cuyas sensaciones oscilaban entre dos puntos muy radicales: “Cada vez, pensaba: ‘¡Sí! Este va a ser el elegido’. Probablemente buscaba una relación. Pero después siempre pensaba: ‘Agh, no, no ha sido nada agradable y me he sentido terriblemente avergonzada’. No obstante, si no conseguía tener sexo me deprimía durante semanas. Era un verdadero golpe contra mi autoestima».

 

Técnicas de Masturbación

La joven que ofrece testimonio se muestra contenta por el hecho de que «Lars von Trier» haya rodado Nymphomaniac, y considera muy positiva su proyección en los cines ya que, según ella, las adictas sexuales son infrecuentes y no se las suele comprender y, además, “es un fenómeno más común de lo que pensamos”. La treintañera afirma –en contraposición a la definición de la RAE– “que el ratio es de una mujer por cada diez hombres, y en el caso de las mujeres en particular la vergüenza y el estigma son mayores”.

Nymphomaniac 

Nymphomaniac - Técnicas de Masturbación
 
 

La obra narra la vida de una mujer, interpretada por la actriz francesa «Charlotte Gainsbourg», que aparece retratada como ninfómana, término que sólo se aplica cuando afecta al género femenino y refiere al “deseo violento e insaciable en la mujer de entregarse a la cópula”.

Pero ¿existe de verdad la ninfomanía?

En la ‘biblia’ de la psiquiatría, la adicción al sexo no aparece descrita como trastorno en ninguna de sus controvertidas páginas.

 
 

En la última edición del manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, la adicción al sexo no aparece descrita.

“En la pasada década estos comportamientos han recibido una atención creciente, pero existen aún dudas sobre si constituye un trastorno adictivo, del ámbito del trastorno obsesivo compulsivo o de la patología del control de los impulsos”, añade.

Un problema terminológico

Técnicas de Masturbación

Dependencia al sexo o sexo compulsivo se aplica a un patrón de actuación por el cual las personas buscan compulsivamente experiencias sexuales nuevas, precisan de multitud de parejas diferentes para satisfacer sus necesidades eróticas y se produce gran frustración cuando no consigue satisfacer su deseo.

“Cuando una persona se preocupa en exceso por el sexo y continúa comprometiéndose en actividades sexuales compulsivas a pesar de las consecuencias adversas que puede conllevar (deterioro de su vida de pareja, trabajo, salud, libertad personal, etc.) se considera adicto al sexo”

Los últimos estudios refieren que su prevalencia estaría en torno al 2% de la población.

Psiquiatras vs sexólogos

 

Técnicas de Masturbación

La postura de los expertos en relación con la adicción al sexo –o hipersexualidad, un término que suelen preferir– depende mucho de su especialidad. Mientras que la mayor parte de los psiquiatras consultados consideran que está fuera de su ámbito, los sexólogos se declaran especialistas en su diagnóstico y tratamiento.

“No es un mito, existe tanto en varones como en mujeres”.

“Tanto los varones como las mujeres pueden quejarse ocasionalmente de un impulso sexual excesivo como un problema en sí mismo, generalmente durante el final de la adolescencia o en el comienzo de la edad adulta. Cuando el impulso sexual excesivo es secundario a un trastorno del humor o cuando aparece en los estadios iniciales de la demencia, debe codificarse aquí”.

Cómo es un adicto al sexo.

Técnicas de Masturbación

Al contrario que en la película de «Lars von Trier», el sujeto hipersexual típico suele ser un varón joven que manifiesta un comportamiento promiscuo, compulsivo y con escaso control durante varios años, asociado a un deterioro en el funcionamiento interpersonal.

Numerosos estudios han demostrado que la hipersexualidad suele presentarse asociada a otras patologías

Los varones con adicción al sexo poseen niveles muy altos de deseo sexual y con cierta frecuencia se asocian a actividades parafílicas como el exhibicionismo, el voyeurismo, etc. La excitación que obtienen de las relaciones con la pareja habitual es baja, por lo que tienden a buscar otras. Es frecuente que en periodos de estrés, depresión o disforia, su conducta sexual se haga más exagerada.

Numerosos estudios han demostrado que la hipersexualidad suele presentarse asociada a otras patologías, sobre todo a la depresión mayor, las fobias y el abuso de sustancias. También los trastornos de personalidad son frecuentes, particularmente los subtipos paranoide, histriónico, obsesivo compulsivo y pasivo agresivo.

 

Técnicas de Masturbación

Su conducta erótica les genera grandes dificultades en la vida diaria.

Porque no solo se trata de las consecuencias adversas personales y relacionales, sino de rupturas de familias y parejas afectivas, de disfunción conyugal y divorcios, de riesgo de adquirir y diseminar enfermedades de transmisión sexual –incluida la infección por VIH– y de embarazos no deseados.

No sabemos cómo cerrará «Nymphomaniac» sus cuatro horas de metraje, si su protagonista dejará de pensar que es una ‘mala persona’, pero lo que los expertos dejan claro es que las conductas sexuales compulsivas se pueden tratar si interfieren en el bienestar del individuo: “La población ha de saber que tienen solución”.

 
Nymphomaniac - Técnicas de Masturbación
 
¿Y tú que opinas? Eres Ninfomaniaco !!!
 
 

Nacho

Administrador, Editor, y el loco inventor de todo esto, apasionado del sexo en todas sus versiones con una mente abierta, creativa y e innovadora. Pajillero innato, amante de las pajas entre colegas. Vive en Madrid, España, A sus 36 años, casado y con dos churrubeles, siempre que puede esta dispuesto para una reunión de pajas y de organizarlas, es el responsable de organizar el club de pajas de Madrid. Informático de profesión, amigo de sus amigos, siempre dispuesto a ayudar.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies