Quieres hacer un buen cunilingus??

Manual del Buen Cunnilingus o de cómo comerse un Coño

 
 
 
Hey!, tengo mucho respeto por todos los tíos a los que os gusta comer coños porque hay muy pocos de vosotros en la calle, y no soy la única mujer que lo dice
 
 
 
 
 
 
 

Y lo que es más, algunos de los que lo hacéis a la antigua usanza, no lo hacéis demasiado bien, así que quizás esta pequeña lección os ayude. Cuando una mujer encuentra a un hombre que lo mama bien ha encontrado un tesoro y no le va a dejar escapar fácilmente. Este es un tipo raro y ella lo sabe. Ni siquiera se lo dirá a sus mejores amigas pues si no le convertiría en el hombre mas popular de la ciudad. Así que recuerda, la mayoría de los tíos pueden follar y generalmente lo hacen de una manera satisfactoria, pero los que saben mamarlo bien, lo tienen hecho. 

Muchas mujeres están tristes por sus cuerpos. Incluso si tienes a la mujer más maravillosa del mundo contigo en la cama se estará preocupando de por cómo te gusta su cuerpo. Dile que es bella, dile qué partes te gustan más, dile cualquier cosa pero déjala que confíe en ti lo suficiente como para dejarte bajar entre sus piernas.
Ahora para y mira lo que ves. Es bonito, verdad? .No hay nada en el mundo que le haga mas única a una mujer que su coño. Ya sé, he visto muchos, los hay de diferentes tallas, colores y formas. Algunos están metidos para adentro como el potorrin de una chiquilla y otros tienen los labios gruesos y seductores que salen para darte la bienvenida. Algunos son cepillos enredados de pelo y otros estan cubiertos con pelusa transparente. Aprecia las cualidades únicas de tu mujer y dile lo que le hace especial. Las mujeres son mucho más de palabra que los hombres, especialmente cuando se hace el amor. También responden más al amor de palabra lo que significa que cuanto más le hables, más fácil te será hacer que se corra. Así que todo el tiempo que pases acariciando y manoseando su precioso coño, háblale de él. Ahora, míralo de nuevo, suavemente aparta los labios y mira los labios internos. Incluso chupalos si quieres.
Ahora separa las partes superiores del coño hasta que encuentres el clítoris. Las mujeres tienen clítoris de todas las tallas igual que los tios teneis pollas de diferentes tamaños, pero esto no tiene nada que ver con su capacidad de orgasmo. Simplemente significa que la mayor parte de ella esta escondida bajo su prepucio.

Cada vez que toques el coño de una mujer debes asegurarte de que tu dedo esta húmedo. Puedes chuparlo o puedes mojarlo con sus jugos internos, pero asegúrate por cualquier medio de mojarlo antes de tocarle el clítoris, pues tu dedo se quedara pegado a él si esta seco, y eso duele. Pero tú no quieres tocarle el clítoris de cualquier manera, tienes que ir preparando el terreno

Antes de que ella se excite, su clítoris es demasiado delicado para ser manejado. Aproxímate a su coño despacio. A las mujeres, incluso más que a los hombres, les encanta ser incitadas. La parte interna de su muslo es su punto mas delicado. Chúpalo, bésalo, haz dibujos con la punta de tu lengua, acércate peligrosamente a su coño. Hazle que se anticipe a ello. Ahora chupa el pliegue donde las piernas juntan su coño. Acaricia tu cara con su arbusto, cepilla tus labios sobre su raja sin presionar, para posteriormente excitarla. Después de haber hecho esto hasta un punto en el que tu chica esta moviéndose y tratando de forzar para que te acerques mas a ella, entonces pon tus labios en la superficie de su raja. Bésala suavemente y después más fuerte. 
Ahora usa tu lengua para separar los labios de su chocho y cuando se abran haz correr tu lengua arriba y abajo entre las capas de carne del coño. Suavemente separa más sus piernas con tus manos. Todo lo que haces con una mujer y lo que estás a punto de comer tiene que ser hecho suavemente. 
Fóllala con la lengua, eso también le excita de la hostia porque por ahora ella quiere que se le preste algo de atención a su clítoris. Compruébalo, mira si el clítoris se ha vuelto lo suficientemente duro como para sobresalir de su cubierta. Si es asi, chúpalo. Si no puedes verlo, puede estar esperándote debajo. Lleva tu lengua hasta la parte superior de su raja y siente su clítoris.

 

Apenas puedes experimentar su presencia, pero si incluso no puedes sentir la diminuta perla, puedes hacerla levantarse chupando la piel que la cubre. Chupa fuerte y presiona dentro de su piel. Suavemente separa los labios del coño y mete tu lengua contra el clítoris, cubierto o no. Hazlo rápidamente. Esto provocara que sus piernas se estremezcan. 
Cuando sientas que esta alcanzando el orgasmo pon tus labios en forma de O y toma el clítoris con tu boca. Empieza a chupar suavemente y observa la cara de tu chica y su reaccion. Si puede soportarlo, empieza a chupar más fuerte y si le mola chupa más fuerte todavía. 
Ve con ella. Si levanta la pelvis en el aire con la tension del orgasmo viniendo, muévete con ella, no pelees.Espera y mantén tu caliente boca en su clítoris. No le dejes ir. Esto es lo que estará diciendo también: NO PARES!, NO PARES NUNCA!!! Hay una razón para ello. 
La mayoría de los hombres se paran demasiado pronto. Igual que la mamada de una polla, esto es algo sobre lo que merece la pena aprender, y merece la pena aprender a hacerlo bien. Conozco a un hombre que es un asqueroso follador. Simplemente asqueroso. Pero puede comer un coño mejor que nadie que conozca y nunca tiene problemas para conseguir una cita. Las chicas se abalanzan sobre él. Pero volviendo a tu sesion «come-coño», hay otra cosa que puedes hacer para intensificar el placer de tu mujer. Le puedes joder con los dedos mientras ella disfruta con tus talentos de chupa clítoris. Antes, durante y después. A ella sí que le gustara. 

Además de las zonas erógenas que rodean a su clítoris, otra mujer tiene otro área extremadamente sensible en la azotea de su vagina. Esta es la zona contra la que frotas cuando te la estás follando. Bien, como tu polla está un poco lejos de tu boca, tus dedos tendrán que «echar el polvo». Coge dos dedos. Uno es muy fino y tres demasiado anchos por lo tanto no puedes profundizar. Asegúrate de que están húmedos para no irritarle la piel. Deslízalos hacia adentro, al principio despacio y después más rápidamente. Fóllala con ellos rítmicamente. Acelera solo cuando ella lo hace. Escucha su respiración, ella te permitirá saber lo que hacer. Si le estás chupando el coño y haciéndole un dedo al mismo tiempo, le estás estimulando bastante más de lo que lo harías con tu polla sola, por lo tanto puedes contar con que se lo esta pasando en grande. Si tienes alguna duda comprueba sus síntomas. 
Cada mujer es única. Puedes tener una cuyos pezones se endurecen cuando se excita o solo cuando le viene el orgasmo. Tu chica se puede poner colorada o empezar a temblar. Consigue conocer sus síntomas y serás su amante más sensible.

Cuando ella empiece a tener un orgasmo, por Dios, no dejes escapar ese clítoris

Persevera con la duración. Cuando empiece a decaer del primer orgasmo, presiona tu lengua contra el lado inferior del clítoris dejando que tus labios cubran la parte superior. Mueve tu lengua hacia adentro y hacia afuera de su coño. Si tus dedos están dentro, muévelos también un poco, aunque suavemente, pues todo es extremadamente sensible especialmente ahora. Si juegas tus cartas correctamente conseguirás multiples orgasmos.

Una mujer está excitada una hora entera antes de tener un orgasmo. ¿Te das cuenta del impacto total de esta información?. ¿El potencial?. A una mujer se le cronometraron 56 orgasmos de un tirón. ¿Sabes el efecto que tendrías en una mujer a la que le produjeses 56 orgasmos?. Sería tuya siempre que la quisieras. El ultimo consejo que te doy es: despues de haberla hecho correrse, hazla tu esclava dándole la mayor mamada que haya tenido nunca. No le dejes sola precisamente ahora. Hablale, acaricia su pecho y su cuerpo con delicadeza, continua haciendole el amor suavemente hasta que se halla calmado. Un hombre puede marcharse e irse a dormir en el mismo suspiro sin sentir remordimiento, ningún sentido de pérdida. Pero una mujer por naturaleza requiere alguna sensibilidad de su amante en los primeros momentos después del sexo. Sexo oral puede ser la más excitante experiencia sexual que puedes tener. Pero es lo que tú haces. Tómate tu tiempo, practica a menudo, presta atención a los síntomas de tu amante y sobre todo, diviértete.

 

Tecnicas para lamer el clítoris

¿Quieres regalar o que te regalen la mejor ración de sexo oral jamás experimentada? Atent@ a los siguientes consejos para juguetear con el clítoris de la forma más placentera.

¿Sabías que la boca es el segundo órgano más utilizado en las relaciones sexuales? En particular la lengua puede dar mucho juego y provocar sensaciones de lo más extremas si se usa adecuadamente. Aunque no existe una técnica única e infalible para dar placer, de la mano de Raquel Traba y su libro Los Placeres de Lola, desvelamos algunos consejos no solo para guiar en la exploración más profunda por la anatomía femenina, sino también, revelamos algunas técnicas para que el juego con tu clítoris sea de alto voltaje.

Lo primero es encontrar una posición cómoda. Ten en cuenta que si vais a dedicarle un buen rato a esta práctica tenéis que buscar estar cómodos. Algunas posiciones para tener en cuenta:

• Ella arrodillada sobre la cabeza de su pareja, bajando su vulva sobre la boca de él. Puedes poner una almohada debajo de la cabeza de la persona que realiza el cunnilingus para levantarla hasta la altura de la vulva, o una colcha o acolchado doblado debajo del cuerpo de ella para que pueda descansar su peso mientras mantiene elevada la pelvis.

• Ella acostada sobre la cama con sus piernas en el suelo. Él entonces se pone de rodillas sobre el suelo entre sus piernas abiertas. En esta postura es recomendable poner almohadas bajo las rodillas y/o pecho de la persona arrodillada o debajo de las caderas de ella para levantarlas hasta el nivel de la boca. • Acostados de lado el uno frente al otro, con la colocando sus cabezas sobre los muslos del otro.

• Acostados en el suelo de lado, en ángulo recto formando una «T». Ella con la pierna levantada para dar acceso a la zona y él recostando la cabeza sobre el muslo interior de ella. Puede hacerse desde el frente o desde detrás.

• Está la posición tradicional donde ella está tumbada de espaldas con las piernas abiertas y su pareja entre sus muslos. Además de cómodo, puede resultar muy morboso si ella se coloca una almohada debajo de la cabeza, así puede observar a su pareja. También colocar la almohada bajo sus caderas eleva la pelvis y hay un mejor acceso por parte de la boca de él a la zona.

 

Entrando en faena

Porque no hay nada más comparable a las caricias de la lengua bajando hasta el sexo, ni nada tan intenso y tan íntimo como la boca merodeando por la zona más erógena, ¡Toma nota de los siguientes consejos y a practicar! Porque cada mujer es un mundo, es importante adaptar la técnica de inicio al gusto de cada mujer. La sensibilidad de la vulva y el clítoris determinan qué tipo de estimulación le gusta y a la cual responde más. Hay mujeres que prefieren un toque suave y lento, otras disfrutan más con un toque rápido y firme.

Lo más recomendable, es iniciar un juego de precalentamiento y tener presente que el clítoris es la guinda del pastel. Recuerda que una mujer, con solo imaginar cómo su amante descienda hacia su sexo a través de excitantes insinuaciones, ya empieza a lubricar y su excitación va en aumento por momentos.

La ruta:

– No busques el clítoris inmediatamente. Si ella no está excitada de forma adecuada su clítoris estará muy sensible o completamente insensible a todas las formas de estimulación. Necesitas esperar para que sus hormonas fluyan y sus genitales se inunden de sangre. La mejor manera es empezar a recorrer con la lengua desde los dedos de los pies, tobillos, muslos, besa las ingles, abre las piernas… hasta ¡La vulva!- Cuando la vagina está muy lubricada, chorreando y pidiendo más el clítoris va aumentando su tamaño y la lengua del chico está lista para entrar en el ruedo. “La lengua debe convertirse en una herramienta omnipresente que se deslice por todos los rincones de la vulva”, dice Raquel Traba.

– Olvídate de atacar el clítoris. Acaricia, besa y lame la parte interna de los muslos. Lame cuidadosamente el área donde se unen la vulva y los muslos. Lame lentamente su monte púbico y sus labios mayores. Tómate tu tiempo. Desliza la lengua a lo largo del surco formado por los labios mayores. Después entre sus labios mayores y menores. Si es posible introduce los labios menores en tu boca y chúpalos. Eso los irá llenando de sangre y aumentando la excitación. Lame el área entre sus labios menores justo fuera de la vagina y el orificio uretral. Si el clítoris está bien definido, desliza su lengua a lo largo de los surcos que lo separan de los labios mayores.
La bienvenida dásela a través de movimientos lentos.

Por fin llegamos a la guinda del pastel ¿Pero como hay que jugar con él? El clítoris es muy sensible, e ir con cuidado es una regla imprescindible.


Al principio no retraigas su capuchón. Dale tiempo para excitarse bien. Cuando ella parezca estar lista para explotar desliza hacia atrás su capuchón clitoridiano con los dedos lubricados, (ella puede usar los suyos propios), y lame y chupa su glande clitoridiano, exquisitamente sensible. Hazlo muy suave. Hay mujeres que requieren un toque muy ligero, a otras esto les hace cosquillas y necesitan un toque firme pero suave. Otras incluso no pueden tolerar la estimulación directa de su capuchón clitoridiano. Chupa suavemente sobre su clítoris; saca suavemente más sangre de él. Una vez que encuentres una forma de estimulación que le sea placentera, mantén esa estimulación hasta que ella experimente el orgasmo, si ella quiere. Si ella no puede experimentar el orgasmo, continúa la estimulación mientras sea placentera para ambos. El cunnilingus no necesita incluir el orgasmo para ser muy placentero y satisfactorio.

Puedes utilizar los labios a la vez que la lengua, o alternar un poco si te cansas. Aprovecha tu nariz tocando suavemente su clítoris mientras te dedicas a sus labios vaginales. También puedes incluir el uso de juguetes para penetrarla, tus dedos, mientras le realizas el cunnilingus.

5 movimientos de lengua muy satisfactorios son los siguientes:

1. Pon la lengua plana y grande como si fueras a chupar un polo y pásala despacio de arriba a bajo por la vagina.

2. Intercala tres “lentas chupadas de polo” con cinco chupadas rápidas directamente en el clítoris de izquierda a derecha.

3. Intercala tres o más “lentas chupadas de polo” con succiones de clítoris.

4. Succiona el clítoris y déjalo atrapado en la boca mientras le vas dando pequeños golpecitos con la lengua.

5. Finalmente, si a tu pareja le gusta, lame su clítoris mediante toques fuertes y rápidos.

Este apartado es muy útil para todos los hombres que nos estén leyendo en este momento. Metidos en plena faena ¿Qué significa la reacción de tu chica cuando hace…? Aquí os desvelamos algunas significados:

¿Empuja tu vulva hasta encajarla dentro de tu boca?… Tu chica está pidiendo más presión directa sobre el clítoris.

¿Se hecha para atrás cuando entra en contacto tu lengua con su clítoris?… Entonces para el carro y estimula otros lugares de la vulva, ya que lo que tu chica quiere decir, es que el contacto ha sido muy directo.

¿Si mueve las caderas?… Si las mueve hacia arriba, demanda que subas un poco la lengua, hacia abajo, entonces debes estimularla situando la lengua un poco más abajo, si las mueve muy rápido, quiere más velocidad…

Así que toma nota y ¡a disfrutar!

Nacho

Administrador, Editor, y el loco inventor de todo esto, apasionado del sexo en todas sus versiones con una mente abierta, creativa y e innovadora. Pajillero innato, amante de las pajas entre colegas. Vive en Madrid, España, A sus 36 años, casado y con dos churrubeles, siempre que puede esta dispuesto para una reunión de pajas y de organizarlas, es el responsable de organizar el club de pajas de Madrid. Informático de profesión, amigo de sus amigos, siempre dispuesto a ayudar.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 23/03/2015

    […] Hay hombres que no les gusta hacer el sexo oral pero si que se lo hagan… grave error, ya que a la gran mayoría de mujeres les encanta que […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: