Sounding para principiantes Lección 4: Vídeos Paso a paso

Paso a paso con la sondada de polla

Primer contacto con la uretra: el meato

Primer contacto con la uretra: el meato

Tras aprender sobre los objetos óptimos para jugar, saber más sobre la lubricación y la limpieza, y dar unas nociones básicas sobre la anatomía del pene a tener en cuenta, continuamos hoy con la cuarta lección de sounding para principiantes. En esta ocasión, pasamos a la práctica con un paso a paso en la sondada de polla.

He creído conveniente y oportuno grabarme de nuevo mientras me meto cosas por la punta del pito, aprovechando la filmación para hablaros del sounding, daros consejos y advertencias, comentar la sondada y, en definitiva, explicaros paso a paso cómo follaros el rabo.

A la hora de sondarnos la verga habría que seguir básica y fundamentalmente tres pasos, que son, tras la elección del objeto, la limpieza y desinfección del mismo, la lubricación del juguete y, a ser posible, del meato o punta del pito, y la inserción del objeto en sí. Sin embargo, al querer hablar del paso a paso en la sondada de una polla en esta lección, vamos a hacer hincapié en lo que es la propia inserción del objeto en sí, toda vez que sobre la limpieza, desinfección y lubricación del juguete ya hablamos en la oportuna lección previa dedicada a este tema.  Una vez limpio y desinfectado el objeto, y lubricado el mismo, llega el momento de la inserción del juguete dentro de nuestra verga, que sería la propia práctica del sounding en sí. Para ello, vamos a explicar cómo hacerlo, dando una serie de pasos y consejos escritos, que después reforzaremos con los vídeos que me grabé y de los que os hablaba anteriormente.
touch_liquido
Primer contacto con la uretra: el meato.

El meato uretral, o sencillamente meato (existen más meatos en el cuerpo humano, tanto masculinos como femeninos, pero es al uretral al que se le suele conocer sin apellido diferenciador), es la abertura u orificio que conecta la uretra con el exterior. Se localiza, casi en la totalidad de los casos, en el extremo final del pene y parte última del glande. Aunque se considera científicamente la zona final del conducto urinario, a la hora de practicar sounding sería, por el contrario, el primer rincón de la anatomía peneana con que nos vamos a encontrar. Este primer contacto con la uretra a través de su meato es clave para poder establecer un acercamiento hacia el interior de nuestro pene y hacia la práctica basada en la inserción de objetos dentro de él. Atreverse a practicar sounding por primera vez depende de romper con una idea preconcebida: introducir algo dentro del pene duele. Este prejuicio se basa en una realidad científica: el interior del pene, más concretramente lo que son las paredes de la uretra, acumulan el mayor número de terminaciones nerviosas de todo el pene. Al contrario de lo que se pudiese creer, no es el glande donde mayor sensibilidad hay en el falo, sino en el conducto urinario. Esta característica anatómica responde a una necesidad biológica, que no es otra que la de defender al organismo de intrusos. Por eopeningse motivo, el cuerpo dota a la uretra de un gran número de terminaciones nerviosas, que permitirían, al ser este caño un conducto de comunicación entre interior y exterior por el que pudiera introducirse un elemento externo en el interior del organismo, alertar de la presencia de cuerpos extraños que intentasen acceder al ser. Sin embargo, esta gran sensibilidad con que cuenta el pene no tiene por qué derivar en dolor, sino todo lo contrario. Si bien el nivel de sensibilidad depende de cada persona, y pudiera ser tan alto en la uretra de algunos chicos que haría que les resultase realmente incómodo notar cómo algo pasa a través de ella, en líneas generales y por el contrario podemos domarlo, de tal manera que acostumbraríamos poco a poco a la uretra a sentir cómo un objeto la atraviesa, controlando su sensibilidad hasta lograr que esa relativa molestia pudiera llevarnos a la obtención de placer. Para lograrlo, entrar en contacto con el meato sería un primer paso. La mejor manera de enfrentarnos a esa sensibilidad uretral y comenzar a domarla y dominarla, sería jugando con el meato urinario. Para ello, sería conveniente someter a la rajita del pene a una serie de preámbulos que anticipasen a la propia sondada en sí. La mejor actividad consistiría en comenzar a tocarnos suavemente la abertura, por su zona externa. Si nos lubricamos el dedo, bien con saliva o haciendo uso del propio líquido preseminal, mucho mejor. Así, poco a poco, vamos acostumbrando al propio meato en sí a la sensación surgida por el roce de un cuerpo contra él.

Primer vídeo

Siguiendo este juego, y este rozamiento externo, continuaríamos con la dominación uretral sometiendo al meato a una abertura manual. Con los dedos, separamos los labios del meato. La simple exposición del interior de la uretra con el aire, ya puede producir una ligera sensación que seguramente se torne agradable. urethraCon el meato abierto, y la primera, o última, fase de la uretra al descubierto, pasaríamos a un segundo paso que podríamos considerar una primera experiencia en el mundo del sounding.

– Primera inserción en la uretra: la fosa navicular.

El primer tramo de la uretra con que nos vamos a relacionar (última fase del conducto, por el contrario, si consideramos el comienzo del mismo su unión con la vejiga), recibe el nombre de fosa navicular. Como su nombre indica, se trata de un abultamiento o fosa anatómica, más ancha que el resto del conducto. Su largo es de muy pocos openingcentímetros (2 ó 3), coincidiendo con el tramo uretral englobado en el interior del glande. Una vez acostumbrado el meato uretral al roce con él de un cuerpo ajeno, el siguiente paso consistiría en domar este abultado tramo de la uretra. Para ello, y una vez abierto el conducto con los dedos, de similar manera a como habíamos tocado la zona exterior pasaríamos a palpar la zona interna, es decir, intentando acariciar el interior de la fosa con la yema de un dedo, previamente lavado y humedecido con saliva, lubricante o sencillamente líquido preseminal. Poco a poco, veremos cómo, cuanto más tocamos este tramo uretral, mayor es el control que ejercemos sobre la sensibilidad producida en la zona, y más alto el placer que obtenemos por el roce o inserción de algo externo dentro de nuestro pene. En este punto, podemos considerar que hemos practicando sounding, aunque fuese de manera muy suave, por primera vez.  Si la sensación se torna poco a poco en agradable, podemos intentar repetir el ejercicio esta vez con un objeto. La operación sería la misma. No hay que olvidar que el objeto debe haber sido limpiado y desinfectado previamente, y que no es nada recomendable introducir elementos cuyo extremo pueda pinchar o clavarse en una de las paredes de la uretra.

– Adentrándonos en la uretra: superando la fosa navicular.

Aunque hay varones que, en su primera sondada, son capaces de superar con facilidad el tramo de la fosa navicular y adentrarse  sin problemas en el resto del conducto urinario, insertando suavemente todo un objeto a lo largo de la uretra peneana, a la mayoría de los chicos, por el contrario, les cuesta superar esos primeros centímetros que set02competen a la zona navicular, generándose la sensación de que no es posible acceder al resto del caño. Esto se debe al propio diseño anatómico de la fosa navicular, y por ende, de la uretra masculina en sí, ya que fosa y resto del tubo presentan anchuras distintas, pasando de una zona ancha a una estrecha que, además, mantiene en tal punto de unión un pequeño y fino pliegue en su cara superior.  Para poder superar este punto y reanudar la introdución de un objeto dentro del pene, hay que intentar dar con la continuación del tubo uretral palpando poco a poco en el interior de la fosa con el objeto hasta dar con esta estrecha abertura. La misma se ubica en la cara inferior del falo, es decir, en la más cercana a la zona del frenillo. Si intentamos introducir el objeto acercándolo, por el contrario, por la zona superior del caño o más cercana a la corona del glande, daremos con el pliegue y el objeto quedará anclado en el hueco originado entre la fosa y él, con la subsiguiente sensación de que el caño no mantiene continuación alguna. Si por el contrario palpamos suavemente por la parte baja, lograremos dar con el estrecho de unión de ambas zonas uretrales, pudiendo continuar con la sondada, esta vez totalmente plena.

Segundo Vídeo.

– Todo el objeto dentro de la uretra: sondada completa.

123Tras haber abierto el meato, palpado la fosa, y superado el punto de unión de ésta con el resto del conducto uretral, la sondada podrá continuar y completarse plenamente, pudiendo introducir e insertar todo un objeto dentro de nuestra polla. La repetición de esta primera sondada, una y otra vez, nos permitirá acostumbrar más y más a nuestra uretra al paso y roce de un objeto en su interior, domando poco a poco el cúmulo de sensaciones surgidas, que derivarán, de la ligera molestia, al placer más intenso. A su vez, la abertura del meato posiblemente se vaya agrandando poco a poco, a la par que el caño urinario se vaya ensanchando y dilatando, permitiendo introducir cada día juguetes de mayor calibre, mientras va aumentando el diámetro del paso de unión de fosa y resto de caño. Todo junto nos permitirá jugar más y más con nuestra uretra, y practicar más y más con el sounding, que se hará más cualificado, profundo y placentero.  09No por ello debemos olvidarnos de una serie de advertencias y consejos a tener en cuenta en todo momento, para salvaguarda de nuestra salud y de nuestro bienestar. Sobre estas recomendaciones hablaremos en la quinta y última lección de sounding para principiantes, dejándoos a continuación con tres vídeos grabados por mí mismo donde juego con mi uretra, mientras hablo del sounding, os indico paso a paso cómo introducir un objeto dentro del pene, acompañado de consejos y trucos que os harán más fácil vuestra primera sondada, permitiéndoos introduciros en el mundo de una práctica onanista muy particular, pero muy placentera. ¡Disfrutadlos!uretragay

 

Tercer Vídeo.

 

Leer más:

¿Sabes lo que es el Sounding? Lección I

Sounding para principiantes. Lección 2

Sounding para principiantes Lección 3: anatomía de la uretra

Gracias a UretraGay, por estas lecciones, y ayudarnos a introducirnos en el mundo del Sounding.

http://soundingometersecosasporlapolla.blogspot.com.es/

UretraGay

Nacho

Administrador, Editor, y el loco inventor de todo esto, apasionado del sexo en todas sus versiones con una mente abierta, creativa y e innovadora. Pajillero innato, amante de las pajas entre colegas. Vive en Madrid, España, A sus 36 años, casado y con dos churrubeles, siempre que puede esta dispuesto para una reunión de pajas y de organizarlas, es el responsable de organizar el club de pajas de Madrid. Informático de profesión, amigo de sus amigos, siempre dispuesto a ayudar.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. matias dice:

    Me hice sounding por primera vez, lo hice con el cable del auricular. Al principio costaba entrar pero lentamente fui bajando cada vez mas. Me calentó tanto que decidi sacarlo y hacerme una paja. El problema es que al eyacular sentí un ardor bastante fuerte y todavia sigo sintiendo lo levemente, es normal eso las primeras veces?

    • Nacho dice:

      Matias, no dices si lubricaste bien tanto el cable como la uretra, es muy importante para no sentir ese ardor.
      Esperemos a la respuesta de nuestro gran amigo UretraGay, que es el maestro del sounding.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies