¿Te gustan los calvos?

¿Te gustan los calvos?

Los demás les suelen llamar pelones. Ellos, siempre y cuando se afeiten la cabeza, prefieren definirse habitualmente como rapadetes. Pero lo que hay tras esta rasura del cabello es, en definitiva, unas amplias entradas o la plena calvicie. Perder el pelo de manera natural, en la mayoría de las ocasiones como herencia genética, es la denominada alopecia andrógena. Se da mundialmente en uno de cada tres hombres, mayoritariamente entre los varones de raza blanca. En algunos países occidentales puede llegar a afectar a 9 de cada diez sujetos masculinos. Suele comenzar entre los 20 y 30 años, pero es a partir de la treintena, progresando con la edad, cuando los síntomas se multiplican. Existe sin embargo un 5 % de los casos de calvicie donde el origen de la caída del cabello viene formulado por algún trauma o enfermedad. Sería, entre otras excepciones, la alopecia areata.

calvo1

Muchos hombres, ante la caída del cabello, sufren pérdidas de autoestima. En una sociedad donde la imagen del individuo ha quedado estereotipada por los cánones publicitarios, perder el pelo conlleva alejarte de los preceptos actuales de belleza masculina, con el consiguiente rechazo de una parte de la sociedad que sólo juzga en base a las normas que las modas les dictan sin valorar otros preceptos ni decidir por ellos mismos.

Sin embargo, la aparición de alopecia no tiene por qué venir en absoluto acompañada de otros problemas de salud, ni conlleva la merma de la masculinidad. Hay que tener en cuenta que la virilidad responde a las formas de actuar y de sentir, y no al aspecto físico. El atractivo, por su parte, tampoco depende de portar cabello o no, sino más bien de la manera de presentar en conjunto al individuo, valorando en su totalidad el porte y la constitución del mismo.

Alopecia y potencia sexual tampoco tienen relación alguna. De hecho, paradójicamente e inversamente a la leyenda sansoniana, los rapadetes suelen mostrar grandes dosis de morbo revelándose como activazos folladores en el sexo hetero o gay, así como pasivazos deseosos de rabo dispuestos a hacer las delicias del hombre que quiera compartir experiencia sexual con un calvo. Muchos actores porno gay pueden servirnos de ejemplo para confirmar esta teoría. Os invito a conocer a mis favoritos. Seguro que después de verles os pensaréis mejor si rechazar a un chico por tener entradas o si directamente enrollaros con un pelón.

aitor1.- Aitor Crash: es uno de los actores españoles que más ha triunfado en el panorama porno gay internacional. Nacido en Barcelona en 1.976, mide 1,83 mts. y pesa 77 kgs. Los que le conocen comentan que en la cama es puro morbo, y fuera de ella pura sensibilidad. Con su verga de 20 cms., que gusta en ocasiones de sondar, ha taladrado culitos sin parar, pero tampoco dice que no a una buena follada de su ano, como la que le pega el también rapado actor portorriqueño nacido en 1.978 y con 28 cms. de verga Antonio Biaggi.

 

5fc588e1-dc80-4b2c-a8ca-a69201c8a9a22.- Aymeric Deville: este francés de ojos azules y definida musculatura amante de los idiomas (habla seis lenguas), es también todo un amante del sexo. Más pasivo que activo, el culo de este maromo de 1,80 mts. y 91 kgs. es insaciable, aunque su verga cabezona de 20 cms. tampoco dejaría indiferente a cualquiera, especialmente si le vemos masturbarse, o mirar como deja que le hagan una buena paja.

 

0adbbf35-8551-413b-9c20-182ec7121a4c3.- Brock Armstrong: de 1,78 mts. y 82 kgs., este estadounidense es todo un versátil que hará las delicias de aquél ante el que abra su culo, o bien del que se ponga en pompa frente a su verga de 20 cms. Preguntadle si no a su compatriota Drake Jayden, calvo como él, tatuado y velludo, y todo un pasivazo morboso donde los haya.

 

 

6705e7fe-e268-404d-ac16-e34c69dce8184.- David Chase: al igual que Brock Armstrong, el también estadounidense David Chase es todo un versátil. De 1,78 mts. y 77 kgs., a David le gusta petar jovencitos, dejar que otros maromos le revienten el culo, participar en orgías pero también disfrutar a solas de una buena paja o incluso de una buena sondada o follada de rabo. Si coincide con otro rapadete como él, pueden salir chispas de la habitación. Es lo que ocurre cuando se encuentra con su paisano y pasivazo Mitch Vaughn, que aunque a veces es todo un activo, prefiere con diferencia sentir la verga de otro maromo dentro de él.

6705e7fe-e268-404d-ac16-e34c69dce8185.- Drew Sebastian: llama la atención por su altura (1,88 mts.), pero también por su versatilidad. Este estadounidense cercano a la cuarentena sabrá taladrar con sus 25 cms. de polla todo culito que se le ponga por delante, pero no pondrá reparos en que le rellenen el ano, especialmente si lo hacen con un dildo o un puño. El fisting es su especialidad.

 

6705e7fe-e268-404d-ac16-e34c69dce8186.- Edward Fox: británico y activazo. Así es como definiría a Edward Fox. Sin embargo, este rapadete nacido en 1.978, de 1,88 mts. y 68 kgs. no lo dudará cuando conozca a otro calvo tan morboso como él. El español Bruno Fox, también conocido como Bruno López, conseguirá de Edward lo que otros no habían logrado antes: desvirgar el culo del hijo de la Gran Bretaña.

 

0ee2fca3-8c9a-4aa1-8cd8-348175accf7c7.- Kurt Rogers: de Sudáfrica procede este calvo activazo de 25 cms. de rabo que, por si fuera poco, es capaz de automamarse su propio vergajo. Su cabeza rapada no hará sino darle una apariencia más sexy a este maromazo de ojos claros y cuerpo esculpido. Verle follar es fabuloso, pero ya sólo el hecho de mirar cómo se masturba y se corre en su propia boca, es toda una delicia.

 

09f20f1b-e939-40a6-8052-e7e30ba3a2128.- Shane Rollins: trabajaba como bailarín cuando decidió dar un salto al mundo del porno en 2.002. Desde entonces, este norteamericano versátil no ha dejado de aparecer frente a las cámaras, ofreciendo su polla y su culo por separado o dentro de la misma escena, para deleite de sus compañeros de reparto y de los espectadores que le miran frente a la pantalla del pc o de la televisión.

 

cb02556e-d0c0-484f-a4f1-cc7961067e5e9.- Troy Michaels: uno de los automamadores profesionales más conocidos es también un rapadete de lo más morboso. Si bien la carrera en el porno de este estadounidense comenzó en 1.996, cuando aún lucía un precioso pelo rubio, la caída de cabello de este actor de 1,88 mts. y 77 kgs. no preocupó al mismo ni le afectó en su trabajo. Por el contrario, los años han hecho de Troy todo un morboso versátil que no duda en lamerse su verga de 20 cms. frente a las cámara, en solitario o acompañado de otros actores, como lo hará junto al también pelón y compatriota Adam Russo, al que después petará en todo un polvazo entre calvetes.

Y a ti, ¿te gustan los calvos?

Sounding para principiantes Lección 3: anatomía de la uretra Técnicas de Masturbación 15

[interaction id=»5645cc313eaa7f14340e3fa9″]

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Nacho dice:

    A mi en particular, me gustan «mazo» los calvos por varios motivos:
    1º – El pelo que les falta en la cabeza, lo tienen en otros lados.
    2º – Rebosan testosterona , virilidad y potencia sexual
    3º – Son muy atractivos ….
    ….
    ¡¡¡El que haya follado con un calvo, lo sabe!!!
    😉 Para mi pelón, favorito, ¡¡¡¡ Ya te pillare, Ya!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: