Todo sobre mi primera paja.

Primera Paja.

Relato por: Anónimo
Categoría: Masturbación
Fecha: 13/05/20014

Los Relatos TDM - Técnicas de Masturbación

Unas noches atrás, como fruto de rondas y rondas de cervezas con amigos, y como tema recurrente siempre donde hay hombres, aparece el sexo. Después de hablar de tetas, culos, de tias buenas y mucho más, un recuerdo llenó mi mente sin poder pensar en otra cosa, me sentí raro, necesitaba compartirlo con mis amigos, entonces dije:

-Aún recuerdo mi primera paja como si fuera ayer.

Me miraron y abrieron la boca todos al mismo tiempo para contar algo, pero hablé primero y más fuerte que el resto, lo que significó que era mi turno de hablar y contar mi experiencia, mi primera y más gloriosa masturbación.

Los Relatos TDM - Técnicas de Masturbación

Como a los doce años todos empezaban a hablar de lo mismo, y la verdad que yo en ese entonces era un
niño muy inocente, no es que no sabía cómo se hacían los bebés, pero tampoco tenía la idea fija en temas de sexo y aún podía ver a mis compañeritas a los ojos (Tal vez es porque a los doce la Sonia y la Susana no tenían las dos, las tetazas que tienen ahora). En el cole todos mis compañeros ya hacían la competencia “Iron Man” de las pajas y el Mauri iba a la cabeza de todo el curso, con el increíble número de cinco total en un día, lo seguían el Kevin y el Raul con tres pajas. Aunque las del Raul contaban como dos y media, porque la madre le abrió la puerta del baño justo en la mitad de la tercera, no me pregunten como, solo lo sé.

Los Relatos TDM - Técnicas de Masturbación

La cosa es que en los recreos mis amigos charlaban y tiraban comentarios sobre porque estaba tan bueno jugar con el muñeco, “Y viste cuando te esta por saltar, que lo haces más rápido, más rápido”, “Yo me hice mi primera paja a los diez”, “¿Cuántas se harán los profesores?”. Ya no aguantaba más, estaba perdiendo a mis amigos ya que no podía compartir sus temas de conversación, tenía que hacerme una cuanto antes, para volver a ser cool con los chicos.

Hacía un tiempo que se llevaban algunas Play Boy y unas Maxim para meterse al baño a verlas en los recreos y habían casos muy particulares como el Jose, que tenía una colección de recortes de modelos de la revista Nueva, que apenas estaban en bikini. Tenía un folio lleno de esas y las sacaba, las acomodaba en el piso y se toqueteaba mirándolas. Una vez, tenía una foto de Pamela Anderson, recortada de la sección Espectáculos, la puso en el suelo junto a otros dos o tres recortes seleccionados y comenzó con la cuestión, todo iba de maravillas, hasta que se escucha un grito desde el patio “¡NOOOOO!¿ PORQUE A MI?”,
fuimos corriendo al baño, también detrás de mí vino el profe de matemáticas y al entrar al baño vimos un cuadro desolador, lo vimos ahí arrodillado con los pantalones bajos, no entendíamos que pasaba, hasta que levantó la cabeza y pudimos divisar la cuestión, La foto de Pamela estaba llena de salpicaduras. Lo primero que intento fue limpiarla, haciendo que se le corriera la tinta en la parte que se le veían las tetas, después trató de ponerla a secar, pero se arrugó entera, esa mañana fue trágica, y terminamos tirando la imagen adentro de la mochila de la Esther, jejeje.

Los Relatos TDM - Técnicas de Masturbación

En fin, llegué esa tarde decidido a reventarme la picha a sacudidas hasta que saliera algo, hasta sentir esas cosquillas que describía el Peque antes de acabar. Llego a la casa y había visitas, su puta madre. Mi casa era una de esas casas en las que uno no se podía ni pajear tranquilo, esa tarde estaban todos, tuve que pensar en un plan B. Se me ocurrió hacerme el descompuesto, como para pasar un tiempo prudencial dentro del baño sin levantar las sospechas de nadie. Entré con la mano en la panza y medio inclinado.

-Hola Tia, hola tío, mamá me duele la panza, voy a entrar un rato al baño a ver si se me pasa.

-A ver ven. Y si estas hinchado, tratá de hacer lo segundo a ver si se te pasa.

¡Muajaja! Ilusa pensé. Fui a la habitación a dejar la mochila y a sacar la revista porno que me había prestado el Mauri, la doblé, me la metí en el elástico del pantalón y me la tape con la camiseta.

 

Los Relatos TDM - Técnicas de Masturbación

Al fin, llegó el momento, bajé la tapa del inodoro, acomodé la revista, me arodillé y empecé a apuñalar al gato. Jugaba y jugaba , cuando de pronto empecé a sentir unas cosquillas lindas, empecé más rápido, más rápido, cerré los ojos para disfrutar más…

-¡Toc toc toc! ¿Hijo estás bien?

Me cago en todas las cosas del mundo ¡el susto que me pegue!. Tiré la revista a la mierda y aparecí sentado en el inodoro en un segundo.

-Si mamá, con el caco que me estoy echando voy a salir como nuevo, anda con la tía que ya salgo.

-Bueno cualquier cosa avisa.

Los Relatos TDM - Técnicas de Masturbación

Pero ándate a cagar, pensé. De nuevo, levantar la revista y volver al tema, ahora fue mucho más rápido, el cosquilleo volvió de repente, cerré los ojos y ¡SPLASH!

Para ser realista no fue un “splash” si no que fue algo como un “bup”. El placer que sentí no tiene comparación con nada en la vida, pero había un problema ¿Dónde estaban los lapos? Los busqué por todas partes y nada, revisé la revista y no había hojas pegadas, nada por ninguna parte.

Salí del baño consternado, escuchaba la voz de mi madre preguntándome cosas pero lejana, apenas como un eco…”Se me metió el polvo para adentro la puta madre, estoy embarazado”.

 

Los Relatos TDM - Técnicas de Masturbación

Durante los siguientes treinta días, me la pasaba mirándome al espejo a ver si me había crecido la panza, me deprimía cuando veía publicidades de pañales y comencé a leer los clasificados para buscar ltrabajo para mantener a la criatura. Le pedía cosas raras a mi madre como que me comprara libros con títulos como “Futura mamá”, “Un bebé en casa”, “Cómo ser un padre soltero” y muchos más, hasta que finalmente mi padre decidió charlar conmigo por mi extraño comportamiento.

Le conté todo y me dijo: “La madre que te parió, ese día me senté a cagar y después estube con tus mocos colgando todo el día ”.

Y finalmente, los mocos no se me habían ido para el ovulo, si no que los había dejado camuflados en el blanco del inodoro…final feliz para mi primera y más traumática paja.

Los Relatos TDM - Técnicas de Masturbación
Deja tu comentario sobre el relato, Gracias!!!!

Nacho

Administrador, Editor, y el loco inventor de todo esto, apasionado del sexo en todas sus versiones con una mente abierta, creativa y e innovadora. Pajillero innato, amante de las pajas entre colegas. Vive en Madrid, España, A sus 36 años, casado y con dos churrubeles, siempre que puede esta dispuesto para una reunión de pajas y de organizarlas, es el responsable de organizar el club de pajas de Madrid. Informático de profesión, amigo de sus amigos, siempre dispuesto a ayudar.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: